6 de noviembre 2003 - 00:00

Aun con 0,6% de inflación cambió mucho a ahorristas

Ayer se conoció la inflación minorista de octubre, que mostró un incremento de 0,6%. Más allá del dato puntual, el panorama en lo financiero cambia radicalmente para inversores. Concretamente, está creciendo fuerte el interés en el mercado por opciones que estén indexadas por el CER. Buscan refugio frente a una mayor inflación en 2004, cuando el tradicional depósito a plazo fijo o el dólar no tienen rendimientos atractivos. Entre economistas se prevé 6%-7% de aumento de precios el año próximo. Curiosamente, el propio Roberto Lavagna es más pesimista y lleva ese número a 10,5%. Por eso es que ayer, con el dato de octubre, el BODEN 2008 llegó a un precio récord histórico, a casi a 82 pesos. La razón: otorga una tasa de 2% anual a lo que se suma la variación del CER. Así seconvierte en un refugio adecuado. Este título, en el marco del festival de BODEN lanzado por Lavagna el año pasado, fue entregado a estatales y jubilados por el recorte de 13% que sufrieron en sus haberes. Hasta se vieron en las últimas jornadas fuertes posicionamientos de inversores extranjeros en estos BODEN, alentados por las ganancias en dólares que se pueden efectuar con la moneda norteamericana es-table entre $ 2,85 y $ 2,90. En realidad, todo lo indexado por el CER en el mercado financiero (hay Letras del Banco Central y algunas entidades ofrecen plazos fijos que ajustan por esa variable) atrae hoy por las tasas negativas -menores a la inflación-que hay por depósitos a 30 o más días. Desde el Banco Central se esfuerzan en asegurar que la variación de precios de octubre se dio por factores estacionales y que no habrá repunte importante en los próximos meses. Siempre está latente el adecuado manejo de la emisión de pesos que realice el Banco Central. Hasta ahora lo está haciendo. Pero por el momento, la apuesta en el mercado hoy pasa por cubrirse con la indexación del CER.

Aun con 0,6% de inflación cambió mucho a ahorristas
Después de conocida la inflación de 0,6% en octubre, hay un menú más amplio para los pequeños y medianos ahorristas debido a que se tornan más interesantes todas las variantes que hay en el mercado indexadas por el CER.

El aumento de los precios minoristas del mes pasado hizo crecer el interés por los BODEN 2008 en pesos que ajustan por CER más una tasa de 2% anual. Estos bonos fueron dados a estatales y a jubilados en compensación por el recorte de 13% en sus haberes durante la gestión De la Rúa.

Las láminas de BODEN 2008 cerraron a $ 81,77 por cada 100 de valor nominal. Haciendo cálculos, considerando que de base la tasa que pagan es de 2% anual, el rendimiento final (a quien lo conserva hasta su vencimiento) del BODEN 2008 es de 12% anual. A ello se suma el CER del período. Es un título de amplio mercado, por lo que entrar y salir del BODEN 2008 es fácil, es decir, tiene alta liquidez. Por día, en el mercado mayorista se negocian más de $ 200 millones en BODEN. También se pueden vender en la Bolsa o cambiarse en bancos. Además, pueden usarse como medios de pagos para algunas transacciones. El próximo cupón del BODEN 2008 vence el 31 de marzo de 2004.

Otros títulos que se benefician con la inflación son las Lebac indexadas por CER. En la licitación del martes reaparecieron ofertas altas por estos títulos que emite el Banco Central a 12 meses y a un año y medio de plazo.

Hasta el martes, las Lebac a un año eran las más buscadas, pero ayer, después de un mes, reapareció la oferta por las Letras a un año y medio. Estos papeles en las últimas licitaciones dieron una tasa de entre 6% y 8% anual, a lo que se suma la indexación por el costo de vida. Las Lebac a un año que comenzaron aún pueden rendir hasta 14% a su vencimiento. Por eso ayer, en el mercado secundario del Mercado Abierto Electrónico, gran parte de la demanda por Lebac apuntó a la variedad indexada por CER.

Otro título público que tiene un buen movimiento es el BODEN 2012 en dólares. Obviamente, no ajusta por CER. Su rendimiento no es tan atractivo, porque la moneda norteamericana está muy quieta, pero tiene un amplio mercado. También se busca mucho el BOCON PRO12, que es uno de los pocos títulos de la deuda que no está en default. Ayer bajó 1,75%, pero a lo largo de octubre dejó ganancias de 5,4% a los inversores. Este bono está nominado en pesos y lo utilizó el gobierno para pagar a los proveedores.

Los títulos en default, en cambio, desde hace dos semanas están en franco retroceso. En ese lapso, perdieron más de 10% de su exiguo valor. Hoy cotizan entre 25% y 27,5% de su valor. Ayer, la serie más representativa de la deuda externa, los Global 2008, perdió 1,30 por ciento de su valor.

La inflación de octubre también benefició a los que hicieron depósitos en plazo fijo indexados por CER en los bancos. Aquí el ahorrista recibe una sobretasa cercana a 4% sobre la variación de precios. Si se compara con un plazo fijo a 30 días que hoy rinde apenas 0,3% mensual, el aumento de 0,6% de estos depósitos por la inflación, más la parte proporcional de la tasa anual, da un rendimiento de casi 1% en el mes, es decir, triplicó al plazo fijo tradicional. Con esta inflación, las tasas de interés que pagan los bancos son negativas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar