Intervienen en plaza de bonos (ahora sí) y buscan moderar suba del "liqui"

Economía

El viernes se adjudicó a la participación de organismos públicos vendiendo bonos, el descenso sobre el final del contado con liquidación.

Luego de los anuncios del ministro de Economía, Martín Guzmán, que entre otras cuestiones lanzó incentivos para que el campo liquide mayor cantidad de granos, las divisas financieras no parecían tener una reacción positiva el viernes: el MEP y el contado con liquidación (CCL) escalaban y esta última cotización se acercaba a su máximo histórico a pocos minutos del cierre de los mercados. Pero un cuarto de hora previo al final, el CCL cayó de $150,05 a $145,75, para cerrar la rueda 14 centavos por debajo del valor con el que había arrancado. Fuentes consultadas por este medio aseguran que un movimiento de este tipo muestra a las claras la participación de un organismo público (ANSeS o Banco Central) vendiendo bonos para bajar de un hondazo las cotizaciones.

“Por el tamaño de las órdenes y por cómo cayó abruptamente el valor del contado con liqui es imposible que un actor privado se juegue de esa forma sobre el cierre del mercado, salvo que tenga una información que los demás desconocemos”, señaló Maximiliano Suárez, de Grupo Bull Market. En esa misma línea, el analista financiero Christian Buteler sostuvo: “Claramente hubo una intervención estatal el viernes, que hizo bajar el dólar MEP en los últimos 15 minutos de la rueda. Habían advertido que iban a hacerlo y lo están haciendo”. Cabe señalar, el MEP terminó en $138,15, una baja de $0,89.

En tanto, el analista de renta fija de Clave Bursátil, Gustavo Lucioni, afirmó: “Si uno mira las puntas del otro día observa que estuvieron interviniendo fuerte en el bono de legislación local 2030 (AL30) para bajar la cotización. Por la magnitud de las operaciones tuvo que ser la ANSeS la que estuvo interviniendo, no cabe la menor duda”.

Similares apreciaciones realizaron operadores de renta fija de dos sociedades de Bolsa líderes en el mercado porteño. La única diferencia que surge entre los consultados es que para algunos el organismo vendedor fue el Banco Central y para otros la ANSeS, dado que ambos pudieron hacerse de bonos líquidos tras el último canje. El director ejecutivo de la consultora LCG, Guido Lorenzo, había manifestado en redes su enojo respecto de que el BCRA estuviera vendiendo bonos en un momento en el que los rendimientos están muy altos (en torno al 14,5%) y minutos más tarde se corrigió para afirmar: “Me aclaran que fue ANSeS o también fue ANSeS la que intervino”.

Por otra parte, Maximiliano Suárez marcó que la baja en el CCL y el MEP se dio particularmente al medir estas cotizaciones con el AL30 y el AL35, “que quedaron desarbitrados con el resto de la curva”. Y aclaró: “Hay $4 o $5 de diferencia con bonos más largos. Lo mismo si comparás con el CCL medido en acciones de Grupo Galicia”. Tal como señala Suárez, se puede observar que así como el CCL medido en AL30 cerró en $145,75, en el AE38 la cotización es de $151,37 y en el AL41 de $152,33.

“Si el Estado está reventando deuda a una TIR tan alta, cercana al 15%, es muy preocupante”, sostuvo el analista de Bull Market. Guido Lorenzo, ante la consulta de Ámbito, añadió: “Tiempo atrás hicieron una negociación muy dura con la rebaja de cupones para hacer sostenible la deuda. Pero las intervenciones que hacen ANSeS y el BCRA, ambos, de vender títulos a privados que cotizan al 15%, muestran una contradicción muy grande. Y no es efectivo en lo que buscan, además”.

Fuentes oficiales evitaron referirse a si habrá intervención en los próximos días. No obstante, en el último comunicado sobre lineamientos de política monetaria, el organismo presidido por Miguel Pesce advierte: “El BCRA utilizará su capacidad de intervención a través de operaciones de mercado abierto, a los efectos de auspiciar una mayor liquidez, profundidad y transparencia de los mercados de deuda soberana, en vistas de apuntalar el comienzo de una nueva etapa en la que el mercado de capitales local asuma una importancia creciente en la estrategia de financiamiento del sector público”.

Más allá de lo expuesto, el BCRA tuvo otra rueda difícil en lo que a reservas refiere. Las tenencias brutas de la entidad finalizaron la semana en u$s41.254 millones, lo que implicó una merma de u$s116 millones respecto del jueves. Desde el 15 de septiembre, día en que se endureció el cepo, se vio un drenaje de u$s1.241 millones.

Por otra parte, el viernes fue el debut de la nueva volatilidad de las divisas oficiales, tras el anuncio del Central en relación con “abandonar el mecanismo de devaluación uniforme”. Tal modificación implicó un ajuste de 70 centavos en el mayorista, que terminó en $76,95 la jornada y achicó la brecha con el CCL al 89,41%. En tanto, el oficial minorista concluyó la semana en $82,44, es decir, una variación de $1,64. Por tanto, su correlato, el dólar home banking, se fue a $136,03: una suba de $2,71.

Adonde definitivamente no llega el panóptico del Banco Central y la cotización lo refleja es al segmento informal: el blue avanzó $3 el viernes y cerró en $150, su máximo histórico. El gap con el mayorista alcanza el 95%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario