Brasil: en mayo inflación trepa 0,9%, máximo en 20 años

Economía

El índice IPCA-15 de precios al consumidor de Brasil subió un 0,86% en el mes hasta mediados de mayo, lo que representa la mayor suba para el mes desde 1996. Así lo informó este viernes el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Se esperaba un incremento de un 0,75% para el indicador, según la mediana de los pronósticos en un sondeo de Reuters.

En el mes hasta mediados de abril el indicador subió un 0,51%.

La tasa de inflación a 12 meses se aceleró más de lo esperado a mediados de mayo y se acercó al 10% debido a precios más altos de alimentos y medicinas, lo que reduce la posibilidad de recortes en la tasa de interés en los próximos meses. Los precios al consumidor subieron un 9,62% en los 12 meses a mediados de mayo, desde el 9,34% de abril.

La inflación se mantuvo sobre el objetivo oficial de 4,5 por ciento, que se alcanzó por última vez en agosto de 2010.

En abril, el Gobierno brasileño permitió alzas en los precios de los medicamentos de hasta un 12,5 por ciento, el mayor incremento en 10 años, luego que el real se depreciara con fuerza y encareciera las importaciones.

Los precios de los alimentos también tuvieron una fuerte subida a mediados de mayo, pero la baja en los precios del etanol y en las tarifas aéreas ayudó a contener la inflación en el mes, dijo el IBGE.

Economistas esperan que los precios se acerquen hacia el objetivo oficial este año, afectados por la recesión que impactaría el consumo.
Pero la esperada desaceleración de la inflación no sería lo bastante rápida para que el Banco Central tenga margen de rebajar las tasas en su reunión de junio.

Según un sondeo que realiza todas las semanas el Banco Central a economistas, la inflación debería frenarse al 7 por ciento para fines de año y al 5,5 por ciento en el 2017. La tasa de interés de referencia Selic, actualmente en 14,25 por ciento, se reduciría a 13 por ciento a diciembre.

Dejá tu comentario