¿Cómo impactaría el ingreso de Argentina al Banco de Desarrollo de los BRICS?

Economía

En oportunidad de la visita oficial a Brasil del ministro de Economía, Martín Guzmán, su par Paulo Guedes anunció que presentará a la Argentina como candidato a ingresar al Nuevo Banco de Desarrollo del grupo de los BRICS, núcleo económico compuesto por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

El Banco, con sede central en Shanghái, fue creado en 2013 con el objetivo de ser un fondo común que financiase inversiones recíprocas, principalmente orientadas a proyectos de infraestructura. Esta propuesta del gobierno brasileño a la administración de Alberto Fernández, abre una oportunidad para el país de obtener fondeo para obras que aumenten la capacidad exportadora, principalmente en materia energética, en un contexto global adverso para el acceso al crédito.

En diálogo con Ámbito, Federico Vaccarezza, profesor de Relaciones Económicas Internacionales de la Universidad Austral, señaló que los países del BRICS “están tratando de fortalecer el marco de relaciones económicas y comerciales con el objetivo de posicionar la consolidación del bloque”. Y apuntó que un ingreso generaría oportunidades comerciales: “Lo principal que hay que mirar de los BRICS es en términos de población mundial y extensión geográfica, lo que presenta un atractivo comercial importante”.

Anteriormente, se sumaron al Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) Emiratos Árabes Unidos, Uruguay y Egipto. Desde su creación se aprobaron cerca de 80 proyectos, en sus países miembros, por un total de u$s30.000 millones, en áreas como transporte, agua y saneamiento, energía limpia, infraestructura digital y social, y desarrollo urbano.

En este sentido, Vaccarezza agregó: “Claramente esta propuesta se presenta como una nueva vía de financiamiento, principalmente en temas que tienen que ver con el desarrollo de infraestructura y de capacidades de los países en desarrollo. Es posible que las inversiones estén dirigidas a cuestiones energéticas. La situación que se está viviendo por la guerra de Rusia, no es algo que va a durar poco tiempo. El conflicto puede llegar a ser de corto o mediano plazo, pero las repercusiones posteriores no van a mejorar las relaciones internacionales de Rusia. Es necesario aumentar la autonomía y las capacidades energéticas de los países en desarrollo, más con un escenario de precios internacionales altos de la energía, que no van a volver a bajar por un largo período, por lo que disminuir la dependencia energética de esta zona hoy es imprescindible”.

Por su parte, Alfredo Schclarek Curutchet consideró positiva la posibilidad de formar parte de este banco porque servirá para recibir préstamos. “A pesar de que en un contexto de reservas escasas hay que capitalizarlo y aportar dinero para ser parte, es de esperar que ese dinero se apalanque con las posibilidades de la institución de fondearse en el mercado de bonos internacionales. Es algo bien interesante para argentina”, afirmó.

Schclarek Curutchet también destacó el impacto positivo que podría tener para el desarrollo energético: “La Argentina tiene un gran potencial y, justamente, esta propuesta de Brasil se presenta interesante, ya que lo importante de los préstamos provenientes de bancos multilaterales de desarrollo es que dan prioridad a proyectos que aumentan la capacidad exportadora del país, por lo que, si la incorporación abre la posibilidad de que se traduzca en más financiamiento para proyectos de energía que van a aumentar la capacidad exportadora, es positivo y hay que seguirlo”.

Precisamente, uno de los objetivos principales de la misión de Guzmán en San Pablo y Brasilia fue alcanzar un acuerdo con el país vecino para contar con una mayor provisión de energía eléctrica y gas ante la llegada del invierno y el aumento de la demanda. Asimismo, la cuestión energética fue uno de los temas que atravesaron la reunión del ministro con 200 empresarios brasileños, en el que nombró a Vaca Muerta como una oportunidad de negocios.

Sobre este punto, Guzmán planteó que continuarán trabajando con Brasil “para una mayor integración energética, para aumentar la escala de producción, reducción de costos y mejorar de la competitividad de nuestras industrias”.

Temas

Dejá tu comentario