Buenos Aires

Economía

Vaya por delante el volumen del viernes, ocasión donde la plaza local actuó sin el concurso de una discontinuada Wall Street: fueron sólo 11 millones de pesos de efectivo. Si no quedara mal dejar el comentario con un largo espacio en blanco, bien podía haber culminado el mismo con tal dato. Es, aunque duela, comprobar que ha quedado solamente la vaga sombra de un mercado bursátil. Donde todo carece de representatividad, porque tanto las subas como las bajas, son hojas al viento de cada día. Y no más que eso. El Merval culminó en los «885» puntos, después de un largo tedio y sin que existiera el mínimo interés por desequilibrar. La neutralidad casi absoluta, cerrando un período con baja acumulada de 4,7% en el índice.

• El contexto

Las cotizaciones del viernes vieron sobresalir de lo leve a J. Minetti -con 3% de suba-y quedando como la más recortada S. Indupa: bajando 3%, pero con un detalle que patentiza lo realizado. Siendo del listado mayor, apenas reunió 68.000 papeles en toda la rueda. Cierto es que lo que debía reflejar el espejo bursátil, del escenario del país, eran sólo figuras grotescas dando espectáculos políticos lamentables. Y sin principio de solución a una propuesta sobre bonos, que no consiguió adhesiones ni entre los propios. (La Bolsa no realiza «parada de planta», como las fábricas: lástima, no hubiera sido un mal momento...).

Dejá tu comentario