Capitanich y De Vido lanzaron etapa II del gasoducto del NEA

Economía

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, encabezaron la firma de los contratos correspondientes a la provisión de cañería y construcción de la etapa II del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA).

La etapa II comprende la construcción de los tramos troncales y ramales de aproximación así como las cañerías en tres provincias, Formosa, Chaco y Santa Fe. El GNEA nacerá en el gasoducto Juana Azurduy y abastecerá 168 localidades del NEA, contará con 4.144 kilómetros de gasoductos troncales y de aproximación, ocho plantas compresoras y 165 plantas reguladoras.

Se construirán también más de 15.000 kilómetros de redes domiciliarias, con una inversión total de $ 25.000 millones, que permitirá a la región tener gas natural por redes.

En ese marco, De Vido sostuvo que los contratos firmados "no son solamente importantes para la industria de la construcción, también se firmó la provisión de gas para la industria siderúrgica" y recalcó que las obras totales ocuparán a más de 25.000 personas.

"Capitanich fue un gran impulsor de este proyecto, recuerdo cunado asumió el presidente boliviano Evo Morales que fuimos a La Paz a impulsar este gasoducto, desde donde fluirán 27 millones diarios de BTU (Unidad Térmica Británica)", repasó el titular de Planificación. "Es una obra muy compleja, hay que abrir fronteras, no había caminos pavimentados. La traza prevista en 2003 no pasaba por Formosa, y se trabajó muchísimo para que se ordenara la traza", aseveró, tras afirmar que la Etapa II implica un desembolso de $ 11.348 millones del Estado nacional, que beneficiará a 80 localidades.

"Con las gestiones de Néstor Kirchner desde 2003 obtuvimos el mejor precio de importación del gas de Bolivia. Cuando asumió Cristina, en 2007, eran 3 millones de BTU. Hoy estamos cercanos 10 millones de BTU y vamos a llegar a 27 millones de BTU para dar seguridad energética a estas regiones, y con esta inversión va a quedar conectado al sistema nacional", agregó.

De Vido aprovechó los anuncios para defender las inversiones en el servicio de luz y el congelamiento de tarifas. "Durante 12 años el gobierno trabajó para que las tarifas de la energía para que sean populares", manifestó, y remarcó que antes había "argentinos de segunda que pagaban tarifas eléctricas y no recibían las obras" para mejorar el servicio.

En ese marco, recalcó que en las últimas semanas se firmaron "convenios para mantener la convergencia tarifaria, como lo hacemos desde 2003" con 13 provincias. Además, anunció que los próximos distritos son Chaco, Río Negro, La Pampa y Catamarca "para llegar a 17 jurisdicciones y junto al área metropolita, vamos a estar en el 80% de la población energética", dijo, y subrayó que estas medidas apuntan a "sostener la demanda residencial y de las industrias".

&buli; Reparación histórica

A su turno, Capitanich señaló que el gasoducto "es el cumplimiento de un sueño" los pueblos del NEA. "Cada vez que decíamos que era posible la construcción de esta obra nos miraban con escepticismo", dijo y también recordó los viajes a Bolivia, donde "teníamos que acordar el precio del gas, luego elegir la traza para que llegue al mayor número de localidades y gente en cada una de las provincias". 

En esa línea, el funcionario comparó la megaobra con la "decisión estratégica de Juan Domingo Perón de traer el gasoducto de Comodoro Rivadavia a la ciudad de Buenos Aires" y recordó que todavía hay habitantes que recurren a las garrafas para acceder al suministro.

"Es una verdad reparación histórica para el Norte argentino", dijo Capitanich, quien destacó que se garantizará gas por red domiciliaria, se permitirá reindustrializar a la región, con mayor valor agregado en los productos industriales regionales.

Además, celebró que se contratarán a más de 25.000 trabajadores en el proceso de construcción y luego habrá una capacitación de gasistas para tener mantenimiento de las redes. "Se ejecuta la obra del gasoducto troncal y los ramales de aproximación y la extensión de la red domiciliaria", afirmó y estimó que en abril o junio tendrá "un ritmo de ejecución significativo", con miles de fuentes de empleo activas.

"Unas palabras que sintetizan con muchas gracias, porque a veces los provincianos del norte nos sentimos absolutamente discriminados por las políticas nacionales y hoy sentimos que es una reparación histórica. Se puede pregonar le federalismo de palabra, pero hay que pregonar el federalismo de acción", enfatizó el jefe de ministros.

Por último, Capitanich envió un saludo a la jefa de Estado y aseguró que Cristina de Kirchner trabaja intensamente todos los días, a pesar de la fractura del pie. "La Presidenta podrá tener una lesión en el tobillo, pero le funciona muy el cerebro", remarcó.

Dejá tu comentario