Casi sin mercado hasta la hora final

Economía

La mayor parte de la semana que acaba de terminar se caracterizó por dos cosas. Por un lado, volúmenes relativamente bajos de actividad y, por el otro, un comportamiento más bien regular, hasta la última hora de operaciones, donde el arribo de una serie de órdenes de compra o venta terminó definiendo el resultado. El viernes, esto se dio una vez más, aunque con una ligera variante. El Dow y el NASDAQ abrieron levemente en negativo, y mientras el primero se arrastraba levemente por encima de la línea de paridad, el segundo indicador lo hacía por debajo. Como previendo que podría repetirse una vez más eso de la definición en la última hora, 120 minutos antes del cierre apareció una serie de órdenes de compra a la suba, y ambos indicadores se pusieron firmes del lado ganador. Pero evidenciando que, a pesar de la recuperación de los precios, la plata sigue sin aparecer en el mercado, en la hora final los indicadores volvieron a retroceder levemente, y el Dow, que había superado la línea de los 10.000 puntos, quedó en 9.968,5, con una mejora de 1,36%; en tanto que el NASDAQ ganaba un magro 0,48%. Los volúmenes finales fueron de 1.400 millones de papeles en el mercado tradicional y 1.840 en el electrónico. Aunque para la semana el Promedio Industrial quedó con una mejora de 0,7%, lo cierto es que frente a la caída de 4,5% experimentada por las acciones tecnológicas y tomando en cuenta la presión compradora que se sintió en los bonos del Tesoro, cuya tasa de interés retrocedió 4,83%, prácticamente se puede colegir que estamos en un tradicional proceso de "flight to quality".

Dejá tu comentario