Confirman fondo de bancos privados en EEUU para prestarse a sí mismos

Economía

Washington - El Tesoro de Estados Unidos dio su aprobación a un nuevo fondo de inversión que comprará papeles de deuda hipotecaria que han sido dejados a un lado por los inversores, ante la crisis del sector inmobiliario. El fondo, que tendría un valor de hasta 100.000 millones de dólares y está respaldado por algunos de los principales bancos del mundo, se creó con la ayuda de funcionarios del Tesoro.

«Los esfuerzos conjuntos de las instituciones financieras internacionales y nacionales, de los agentes del mercado y de los inversores han resultado en una estructura potencial para mejorar la liquidez de activos respaldados por el mercado de obligaciones negociables», dijo el Tesoro en un comunicado.

Citigroup, JP Morgan Chase y Bank of America fueron actores clave en la conformación del fondo y serán sus principales accionistas.

El fondo, que busca inyectar liquidez al mercado para las hipotecas respaldadas con activos y para otras inversiones, fue delineado hace varias semanas en un encuentro de banqueros organizado por Robert Steel, subsecretario del Tesoro para Finanzas Domésticas;y por Anthony Ryan, secretario adjunto para Mercados Financieros.

«El Departamento del Tesoroaprecia la cooperación global del consorcio durante las últimas semanas y su liderazgo en desarrollar una respuesta basada en el mercado ante esta situación. Estos esfuerzos ayudan a fomentar mercados de capital ordenados», señaló el comunicado.

En tanto, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, dijo en Austin, Texas, que la creación del fondo era un acuerdo privado.

«Esta es una iniciativa del sector privado, con dinero y liderazgo de ese sector», dijo Paulson a la prensa tras un evento de la Fundación de Parques Nacionales.

La creación del fondo servirá de alivio a una crisis que ayer afectó a Wall Street. El Dow Jones perdió 0,77%, y el NASDAQ 0,91% debido a los malos resultados del primer banco de Estados Unidos, el Citigroup.

Pese a que los datos fueron menos negativos de lo esperado, Citigroup da a entender que «las cosas serían peores de lo previsto», opinó Al Goldman, analista de AG Edwards.

Las acciones de Citigroup bajaron 2,72% al conocerse que su beneficio neto en el tercer trimestre cayó 57% a 2.380 millones de dólares por la crisis de los «subprime». El grupo había advertido al mercado a principios del mes que preveía una caída de 60% en su beneficio neto.

  • Pérdidas

    Siguiendo esa tendencia, las otras grandes capitalizaciones bancarias -por otra parte asociadas a los fondos- fueron afectadas por la desconfianza de los inversores: JP Morgan, que perdió 1,17%, Bank of America (-1,25%), Merrill Lynch (-2,11%) y Lehman Brothers (-3,56%).

    Por su parte, el ex titular de la Reserva Federal, Alan Greenspan, opinó que la crisis de los mercados de crédito en el mundo desacelerará el crecimiento económico de Estados Unidos en el futuro, pese a que han mejorado las duras condiciones crediticias.

    «Aunque la crisis del crédito se esté aliviando, es residual», dijo en una entrevista concedida a la cadena de televisión CNBC. El impacto que el endurecimiento del crédito ha tenido en los costos de los préstamos «va a desacelerar a esta economía hasta cierto punto», dijo.
  • Dejá tu comentario