Dólar hoy maldito: no pueden parar que baje

Economía

Nuevamente se sintió a pleno la presión para que el dólar baje • Ayer cerró en $ 2,87 en la mayoría de las casas de cambio y en el mercado mayorista llegó a operar por debajo de $ 2,86 • El público y las empresas prefieren evitar la moneda norteamericana porque anticipan que en el mejor de los casos se mantendrá en los actuales niveles • Con una inflación proyectada de 11% este año y lo mismo para 2006, estar posicionado en dólares no es negocio • Pero la clave, además, pasa por que bancos y ahorristas recibirán mañana u$s 1.600 millones • Es por el pago que efectuará el gobierno a tenedores de BODEN 2012 • El temor oficial es que salgan a vender esos dólares (para pasarse a los bonos indexados por CER) y provoquen que se acerque a los $ 2,80 • Se confirmó ayer lo anticipado por este diario en el sentido de que saldrán a tentar a los ahorristas con más bonos en dólares y tasas atractivas • Será con Letras del Banco Central y más BODEN • Un dato adicional que está preocupando a los mercados: la tasa de referencia en Estados Unidos está lentamente subiendo y, además de encarecer el crédito que logre el país, puede frenar las elevadas ganancias que se están obteniendo hoy con bonos y acciones.

El Ministerio de Economía colocará mañana otros u$s 500 millones en BODEN 2012, tal como adelantó ayer Ambito Financiero. La emisión tendrá como finalidad absorber una porción de los u$s 1.600 millones que al mismo tiempo pagará a inversores en concepto de vencimientos de deuda.

Se trata de la segunda emisión de estos títulos, tras la efectuada el 18 de julio, y completa el cupo de colocaciones en dólares previsto por resoluciones del Palacio de Hacienda.

Además, también habrá ayuda del Banco Central, que en la propia entidad definieron como «un complemento» para la colocación del gobierno. Se trata de u$s 300 millones de Lebac en dólares, que harán hoy su debut en la licitación que semanalmente realiza la autoridad monetaria.

Por lo tanto,
entre Economía y el BCRA se estaría colocando deuda por u$s 800 millones como máximo, siempre y cuando exista interés por parte de los inversores. No es un test sencillo, ya que el mercado prefiere los bonos en pesos indexados por CER, ante el alto rendimiento que prometen ante la escalada de la inflación.

El temor del ministro de Economía, Roberto Lavagna, es que los inversores vendan un porcentaje de las divisas en el mercado de cambios para pasarse a pesos. Esta situación generaría un importante desequilibrio, provocando una fuerte presión a la baja del tipo de cambio, situación que se busca evitar a través de las nuevas emisiones de deuda en dólares.

La tasa que conseguiría el gobierno por esta nueva emisión de BODEN 2012 sería levemente más baja que la de la licitación anterior, cuando pagó 7,99% anual en dólares.
Ahora podría estar más cerca de 7,75%, es decir, algo más baja. Esto se debe a que el precio de los bonos en moneda extranjera subió en las últimas tres semanas.

Con esta nueva operación de mañana,
se agotó el cupo de emisiones previsto para 2005 según lo dispuesto en las resoluciones dadas a conocer en su momento por el Palacio de Hacienda. Hasta ahora se emitieron $ 3.000 millones en BODEN 2014, otros 1.000 millones de dólares en BODEN 2012, y habría que agregar los u$s 500 millones del mismo título adquiridos por Venezuela.

• Vencimientos

Es probable que la Secretaría de Finanzas, a cargo de Guillermo Nielsen, solicite una ampliación de este cupo ante las fuertes necesidades financieras que se acumulan hasta fin de año. En estos últimos cinco meses de 2005, el gobierno deberá enfrentar vencimientos por u$s 6.800 millones.

El panorama financiero se complicó debido a la falta de un acuerdo con el FMI. Hasta fin de año hay que pagarle al organismo unos u$s 1.750 millones.

Según las estimaciones del estudio Espert y Asociados,
con el superávit fiscal y las colocaciones de deuda ya realizadas aún restarían cubrir con recursos propios unos u$s 1.250 millones.

Estas serían las principales alternativas para hacer frente a estos pagos:

Nuevas emisiones de deuda en dólares, ya que Lavagna aclaró que no se emitirían más títulos en pesos ajustables por CER debido al alto costo que tiene para las cuentas públicas. No sería complicado desde el punto de vista legal, ya que la resolución que imponía los límites de emisión de deuda para este año puede ser modificada a través de otra resolución del Palacio de Hacienda.

Pero si la decisión es echar mano a recursos propios, también hay opciones. Una de ellas es solicitar adelantos transitorios al Banco Central. Dentro de los límites estipulados en la Carta Orgánica podrían solicitarse unos u$s 900 millones.

Dejá tu comentario