Dólar: comienza desafiante semana para el Gobierno (y cierre de mes)

Economía

Se espera que la mesa del BCRA siga mostrando el alto nivel de actividad que tuvo durante la semana pasada, enfocado en contener la tendencia a la suba de las cotizaciones de los dólares financieros. El problema que enfrenta la autoridad monetaria es el incremento del denominado "dólar SENEBI", que es el que se pacta directamente entre operadores por fuera de los sistemas de registro del mercado electrónico.

Con la impronta ejecutiva que le quiere marcar a la gestión el flamante jefe de Gabinete, Juan Manzur, el Gobierno se apresta a enfrentar la última semana de septiembre bajo presión en el frente cambiario. El dólar blue terminó el viernes pasado a $185 y el CCL en $172,9, con brechas del 88% y 76% respecto al oficial, respectivamente en un contexto de control, coinciden analistas privados.

SENEBI

Si bien se han realizado una serie de anuncios de mayores gastos con la mirada puesta en las elecciones legislativas de noviembre, estos todavía no se materializaron y por lo tanto el mercado sigue a la espera. Hasta el viernes pasado, las reservas internacionales del BCRA habían acumulado una caída de u$s2.200 millones en la semana a raíz del pago de u$s1.900 millones del vencimiento que el país tenía con el FMI, según estimaciones de la consultora LCG. Se espera que la mesa del BCRA siga mostrando el alto nivel de actividad que tuvo durante la semana pasada, enfocado en contener la tendencia a la suba de las cotizaciones de los dólares financieros. El problema que enfrenta la autoridad monetaria es el incremento del denominado “dólar SENEBI”, que es el que se pacta directamente entre operadores por fuera de los sistemas de registro del mercado electrónico.

Esa cotización es la que está mostrando mayor dinamismo, con precios cercanos a los $190,porque es un mercado en el que no influyen las últimas regulaciones que había impuesto la autoridad monetaria para el CCL.También en el mercado de futuros se está haciendo cada vez más notoria las intervenciones de la entidad monetaria para contener expectativas de devaluación por delante, luego de noviembre. Por otro lado, en la semana pasada el BCRA mantuvo y hasta acentuó su política de atraso cambiario.

Con datos hasta el jueves, el dólar oficial había subido a una tasa del 15% anualizada (TNA) en las últimas 5 jornadas, muy por debajo de la dinámica de los precios. La consultora financiera Adcap señaló al respecto, en su último informe, que la entidad que conduce Miguel Pesce estuvo muy activa en el mercado de cambios y en el mercado de futuros para contener al dólar oficial y paralelos, alcanzando “ventas netas de reservas por u$s667 millones en lo que va de septiembre”. “Las reservas brutas se encuentran en u$s43,135 millones; las netas en u$s4,548 millones, y las líquidas en u$s1,089 millones. El CCL pasa los $190, mientras que el oficial está en $98.6”, indicó la consultora.

Cobertura

El informe privado advierte que una brecha en 90% “alimenta la demanda por instrumentos de cobertura”. Adcap precisó que los títulos que ajustan por inflación tuvieron buena demanda y llegaron a rendir mínimos históricos, pero que continúan teniendo “lugar para compresión, alimentados por el aumento en las expectativas de devaluación”, ante un potencial ajuste luego de las elecciones. En cambio, la consultora GMA Capital señaló que “el precio del dólar CCL libre (tomando acciones) se disparó más de 8% desde el lunes post-PASO”.

El del dólar libre, que es el SENEBI, “rondaba los $193, lo que implicaba una brecha contra el mayorista de 96%, la más alta desde noviembre de 2020”, estimó GMA Capital. El informe privado indica que se produjo una “aceleración de los movimientos de cobertura (y de salida de bonos en dólares y en pesos) se produjo luego de la radicalización del discurso oficial, la batalla interna y el cambio de gabinete de la semana pasada”.

Por su parte, Invecq Consultores advirtió en su último informe sobre la contradicción que existe entre la balanza comercial argentina con récords de superávit, por incremento de las exportaciones, pero que ello no lo pueda capitalizar el BCRA en la acumulación de reservas. “Es preocupante la tendencia fuertemente negativa que está mostrando el stock de reservas netas desde finales de julio”, alertó la consultora, que comparó la situación con la existente a la misma altura del año en 2020.

“Mientras que a mediados de septiembre del año pasado el stock neto de reservas del Central era de u$s5.255 millones de dólares, hoy ese valor es de u$s 3.568 millones de dólares en el último dato oficial del BCRA”, sobrayó, para agregar que “en los últimos días han seguido cayendo, por lo que quizás ya estamos cerca de los u$s 3.000 millones”.

En ese contexto, Invecq se preguntó “qué es lo que está pasando entonces para que con uno de los superávits comerciales más grandes de los últimos años el BCRA esté perdiendo reservas sin pausa y acercándose a valores tan bajos que ponen en riesgo la política cambiaria de devaluar la moneda solo al 1% mensual”.

Dejá tu comentario