Dólar: el mercado espera un inminente "service" del Banco Central

Economía

¿Devaluta en Nochebuena? Esperan "service" para el verde y tarifas. Crece debate CER vs. DL. Pases y desembarcos en ¡Meameee! Uruguay abre las puertas.

Contra todos los pronósticos, incluso los más pesimistas, el 3,5% de inflación septiembre sorprendió al mundo entero. Los más arriesgados estimaban 3,1% y hasta 3,2%. Ahora se entiende todo (cambios y medidas). Más bien, parece que no se entiende nada. Lo cierto es que el tipo de cambio oficial real sigue acumulando presión.

El ministro dice que no habrá salto disruptivo después de las elecciones pero en el edificio de Reconquista al 300 le recuerdan que a más tardar antes de Navidad será necesario “tocar” el tipo de cambio para asegurarse “utilidades contables” para que en 2022 el Banco Central tenga que transferirle al Tesoro.

Ni que hablar de los rendimientos negativos de las tasas de interés. La semana pasada desde acá se avisó que los inversores y fondos emigraban con el finde largo, huyendo de las Lelites. Ahora temen en el mercado más presión informal para que se participe con mayor ímpetu en las próximas colocaciones.

Por suerte, parece que el Banco Central, tras las últimas medidas (venía perdiendo unos u$s50 millones diarios), logra comprar. Igual en el mercado descuentan más apriete al cepo al dólar porque si no se frena la ola importadora se acaban los billetes en el BCRA.

Y los nuevos DEG ya volaron, y no se puede esperar mucho de los exportadores hasta fin de año. Por ello, dado el exiguo stock de reservas disponibles, se especula con que, con miras al primer trimestre del 2022, le dejen entrar divisas al dólar CCL a sectores como la minería o la energía. Pero también, podría esperarse, si madura bien la negociación con el FMI, tras el resultado de las elecciones, con que el nuevo acuerdo contemple fondos frescos ya que del programa anterior, quedaron unos u$s10.000 millones sin desembolsar, que incluso se podrían usar para desarmar la bomba de Leliq y Pases. Veremos.

En los Zoom se percibe que el mercado está sembrado de dudas y preocupado desde las PASO. Los inversores están fuera de su zona de confort. Por eso se habla del “service” que necesitará el dólar oficial ante la pasividad de la brecha en niveles insostenibles en el mediano plazo. Y también el que deberían tener las tarifas.

Al respecto, un conocido economista afín con los libertarios explicaba a sus clientes que en 2022 parecía que todo el ajuste vendría por el lado de los subsidios pero el Presupuesto no contemplaba los recientes aumentos en la energía. Flor de intríngulis. Y sobre la deuda, ya corren escalofríos observando el cronograma de vencimientos de la deuda pública en pesos. Un serio desafío por delante será renovar las montañas de vencimientos que ya caen a comienzos del próximo año. Por lo pronto, el debate entre CER vs. dólar linked, está muy opinado. Aunque más coqueteo con los indexados por CER.

Tras el finde largo en las mesas se comentaban recientes pases en el mercado, como el de la ex Moody’s, María Moyano Hidalgo a la gestora AdCap Securities como estratega senior de deuda corporativa en el equipo que dirige Agustín Honig. También se sigue comentando el desembarco de Puente en Miami vía una licencia como broker-dealer y otra como Registered Investment Advisor. La nueva oficina se abrió a través de Puente Holding UK, su filial en el Reino Unido. Mientras tanto en Uruguay, el Banco Central aprobó una nueva regulación en el mercado local que puede abrir la puerta del mercado local a gestoras internacionales. Bancos, intermediarios de valores y gestores podrán tercerizar las facultades de administración de fondos de gestión de inversión nacionales o extranjeros.

Temas

Dejá tu comentario