El plan de estímulo de Obama dio otro paso clave

Economía

La cámara de Diputados del Congreso de Estados Unidos aprobó este viernes, gracias a la consistente mayoría demócrata, un paquete de estímulo de 787.000 millones de dólares que el presidente norteamericano, Barack Obama, venía reclamando para empezar a intentar revertir la crisis económica.

La ley fue aprobada por 246 votos contra 183. Todos los diputados del oficialismo demócrata menos siete votaron a favor, mientras que el bloque de la oposición republicana sufragó masivamente en contra.

Ahora se espera la votación del Senado, que -según se especula- podría ocurrir esta madrugada o la mañana de este sábado.

Se da por descontado que la ley recibirá también el respaldo de la cámara alta, donde los demócratas cuentan con el apoyo de tres senadores republicanos que le dan la mayoría de 60 votos necesarios para impedir maniobras dilatorias de la oposición.

La votación de hoy representa una gran victoria de Obama, quien llegó a la Casa Blanca en medio de una severa crisis financiera y una debacle económica marcada por una profunda recesión y un índice de desempleo que ahora es del 7,6%.

Obama prometió que su paquete de reactivación económica -que necesitaba la aprobación del Congreso para abrir los cofres del dinero de los contribuyentes- servirá para "crear o salvar" entre tres y cuatro millones de puestos de trabajo, en particular a través de un masivo plan de obras públicas.

El paquete aprobado por los diputados prevé también 281.000 millones de dólares en recortes impositivos para "el 95% de las familias trabajadoras de Estados Unidos", aseguró Obama.

Según la relatora de la cámara de Diputados, Nancy Pelosi, una de las principales dirigentes demócratas, la ley "es una medida consistente en favor de los estadounidenses que deben esforzarse cada día para poner comida en la mesa".

Pelosi elogió profundamente a Obama.

En la Casa Blanca, afirmó la diputada por California, reside "un presidente remarcable, más rápido que ningún otro, que en pocas semanas en el poder logró hacer aprobar" un paquete para rescatar a los estadounidenses golpeados por la crisis.

Y no faltaron duras críticas a la oposición.

"Lo que no entienden nuestros colegas republicanos es que votaron en contra del mayor paquete de recortes impositivos para la clase media de la historia, contra las familias con pequeños negocios que necesitaban alivio porque el crédito está congelado y contra los norteamericanos que solo quieren mantener sus casas", resumió el diputado Xavier Becerra, también de California.

"Los republicanos -se sumó Pelosi- quieren seguir por el mismo camino que nos trajo a este desastre, pero nosotros no vamos a volver atrás", hasta las políticas puestas en marcha por el predecesor de Obama, George W. Bush.

La oposición prefería ver un paquete basado en más recortes impositivos, incluso para los sectores de mayores recursos, y menos gasto público del estilo que quiere activar Obama.

Un paquete que debía "ser sobre empleos, empleos y más empleos, se convirtió en uno que se trata de gasto, gasto y más gasto", se lamentó el líder de la bancada republicana, John Boehner, de Ohio.

Se espera que el paquete resultará en reembolsos de impuestos de 400 dólares por individuo y 800 por familia, y cheques de 250 dólares en asignaciones extra anuales para pensionados.

Entre otras provisiones, la ley autoriza la inversión de 70.000 millones de dólares para educación primaria y 50.000 millones para el desarrollo de energías alternativas.

Dejá tu comentario