29 de abril 2015 - 13:03

"Es necesaria una intervención urgente de todos los países"

El ministro de Economía, Axel Kicillof.
El ministro de Economía, Axel Kicillof.
El ministro de Economía, Axel Kicillof, dijo este miércoles que en materia de reestructuración de deudas soberanas "hace falta una intervención urgente de todos los países en ámbitos plurales, porque este es un problema del sistema financiero y económico mundial en su conjunto".

Al disertar en Nueva York en una reunión de las Naciones Unidas, Kicillof señaló que "unos pequeños fondos especulativos financieros han intentado de forma inédita poner en jaque y trabar la reestructuración de deuda argentina", y dijo esperar que esto "sea un ejemplo más del daño que pueden provocar los fondos especulativos a los países soberanos; que esta experiencia sirva de base para la construcción de una arquitectura financiera internacional".

En tanto, advirtió que el "poder" de los fondos buitre es "insoportable y pone en riesgo cualquier reestructuración de deuda" y los calificó de "parásitos.

El jefe de Economía confió en que la disputa de la Argentina con los fondos especulativos "sirva de base para lograr una estructura financiera internacional más sólida y equitativa".

El funcionario estimó en que "en el futuro, la experiencia de la Argentina (con los fondos buitre) sirva de base para lograr una estructura financiera internacional más sólida y equitativa".

Para Kicillof, estos fondos especulativos son un "obstáculo para los países que están con problemas" financieros.

Explicó que "la metamorfosis de las deudas soberanas explica la aparición de los fondos buitre y el extremo poder que han logrado sobre las finanzas internacionales".

"Muchos países se han rendido ante los ataques de estos fondos y decidieron pagar sumas siderales para sacarse de encima a los buitres", alertó Kicillof.

Y consideró que en la Argentina, "los ataques de los buitres tienen otra dimensión, porque el país tuvo el default más grande de la historia".

Kicillof señaló, además, que la "interpretación de la cláusula ´pari passu´ (sobre reestructuración de deudas soberanas) por parte de la Justicia norteamericana, es peligrosa para el sistema financiero en su conjunto, porque pone en riesgo todas las reestructuraciones".

A su criterio, "no hay muestra más clara de inseguridad jurídica en el sistema financiero internacional, de esta interpretación de pari passu".

"Esa interpretación (del juez de Nueva York Thomas Griesa) es que no se le puede pagar al acreedor que aceptó la reestructuración sin pagarle a quienes no la aceptaron", explicó el ministro.

Advirtió que "esto no tiene lógica. Es imposible reestructurar una deuda bajo estas condiciones. Es que así, nadie va a aceptar nunca un proceso de canje de deuda".

"No puede ser que minúsculos fondos especulativos intenten impedir que los países se desarrollen", enfatizó el ministro.

"El poder que tienen hoy en día los fondos buitre es insoportable", afirmó el ministro en una disertación sobre el "Marco Legal Multilateral Reestructuración Deuda Soberana", en el comité ad-hoc que trata la cuestión en Naciones Unidas.

La Argentina mantiene un litigio con fondos especulativos y que le ganaron un juicio en un tribunal federal estadounidense de Nueva York por 1.330 millones de dólares por bonos de deuda en default desde 2001.

Si bien el país tiene normalizada el 93% de su deuda pública, el destino del 7% remanente, en manos de acreedores que rechazaron las reestructuraciones de 2005 y 2010, quedó sujeto a batallas judiciales.

En su discurso en la ONU, Kicillof calificó a los fondos especulativos de "parásitos especializados", y aseguró que "han construido un camino que ha limado la seguridad jurídica del endeudamiento de los países", lo que le da un "poder extorsivo muy elevado".

Para buscar que se cumpla su fallo, el juez federal Thomas Griesa mantiene bloqueado desde julio pasado en el Bank of New York (BoNY) un depósito de 539 millones de dólares que efectuó Argentina para tenedores de bonos reestructurados, una medida que llevó al país a un default parcial sobre su deuda canjeada.

Al respecto, Kicillof sostuvo que "siempre va a haber fallas, vacíos legislativos, que permitirán el accionar de los fondos buitres", que compran deuda de países en dificultades "para litigar, no para buscar una solución".

Recordó que hay "900 billones (de dólares) de deuda en stock" que corren el riesgo de ser atacados por fondos especulativos como NML Capital, y por ello recalcó la necesidad de "un marco general aceptado por todos los países para la reestructuración de la deuda".

Dejá tu comentario

Te puede interesar