Frenó la Justicia avance del gobierno contra bancos

Economía

Un revés judicial sufrió Guillermo Moreno al requerir información detallada sobre la tenencia de bonos por parte de los bancos. La Caja de Valores presentó un amparo ante la Justicia y consiguió frenar una demanda del secretario de Comercio Interior.

El episodio se inscribe dentro de la presentación que originalmente hizo Fedecámaras por presuntas maniobras de entidades, que provocaron la caída en los precios de los títulos públicos. La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia lleva adelante la investigación y ya citó a varios banqueros para declarar. El propio presidente, Néstor Kirchner, nombró públicamente a las entidades sospechadas: entre otras HSBC, Citi, Santander y Allianz. Varias de estas instituciones sufrieron «escraches» el jueves de parte de un grupo de piqueteros del Frente Barrial 19 de Diciembre.

Pero el último paso oficial dentro de esta ofensiva lo llevó adelante el propio Moreno, quien solicitó un detallado listado a la Caja de Valores sobre la tenencia actual de bonos por CER por parte de los bancos. La institución actúa como custodio de títulos valores que cotizan en el mercado argentino y, por ende, cuenta con todos los detalles solicitados. Pero se negó a brindar la información amparándose en el «secreto bancario».

«En ningún momento evaluamos darle la información a la Secretaría de Comercio Interior. Los únicos autorizados para obtenerla serían la Comisión Nacional de Valores o la Justicia. Y no hubo pedidos en este sentido», aseguró a este diario un alto directivo de la Caja de Valores.

Moreno amenazó, tal como ya lo había hecho con el sector petrolero, con aplicar la Ley de Abastecimiento para conseguir los datos, que incluye la posibilidad de allanamientos y prisión para los ejecutivos que se nieguen a colaborar. Sin embargo, desde la Caja adujeron que esta legislación no se encuentra vigente.

Otro mecanismo que sugirieron desde la Caja de Valores es que sea la propia Secretaría de Finanzas del Ministerio de Economía la que solicite la información. Como se trata del área que se encarga de la emisión de los títulos públicos, estaría en condiciones de requerir la información. Sin embargo, ya se sabe que el titular del Palacio de Hacienda, Miguel Peirano, no tiene relación alguna con Moreno y tampoco avala la investigación por la caída de los bonos.

La Casa Rosada, por otra parte, apoya estos requerimientos y los utiliza como elemento para «convencer» a los bancos de que reduzcan las tasas de interés. Una estrategia que por el momento no tuvo mayores resultados.

Dejá tu comentario