Gobierno compró más bonos (igual caen)

Economía

Los bonos padecieron en toda su dimensión la crisis local y la que viene desde Estados Unidos, que derrumbó a todos los títulos de la región. El Discount en pesos, el principal bono del canje de la deuda, fue uno de los más afectados. A pesar de las compras del Banco Central, cayó 1,21% en el Mercado Abierto Electrónico (MAE).

Sólo se salvó el cupón PBI, que subió 0,56%, pero por la mesa del Central, que compró una inusual cantidad de derivados: más de $ 25 millones. La suba es escasa ante el esfuerzo de compra desplegado, pero meritoria si se la compara con lo que sucedió con el BOGAR 2018. Este título movió $ 80 millones. Casi todas fueron órdenes de compra de la entidad que preside Martín Redrado. Pero a pesar de tanta demanda, cayó 1,32% porque hubo avalancha de vendedores deseosos de no tener en su cartera bonos locales.

Las caídas se repitieron en todas las especies posdefault en pesos y fueron de entre 0,50%, como en el caso de los BOCON PRE8 y PRO12, y 1,25%, en el BODEN 2014 en pesos.

El cupón en dólares, que no tuvo la suerte de ser adquirido por el Central, siguió el camino de los títulos en dólares de países emergentes y bajó casi 1%.

El BODEN 2012 en dólares, el bono que todos miran porque se usa para hacer operaciones de contado con liquidación para fugar divisas, estuvo muy pedido porque, además, a fin de mes corta cupón y paga renta y capital. El bono perdió 0,49%, pero el dólar contado contra liquidación se afirmó en $ 3,19, lo que muestra que la salida de divisas no cesa.

El riesgo-país, ante la baja de los bonos argentinosen el exterior, aumentó a 665 puntos básicosde acuerdo con el índice de JP Morgan.

El Banco Central inyectó dólares al mercado a través del Bonar X, donde compró alrededor de u$s 70 millones. El bono bajó 0,15% porque la oferta excedió la demanda.

Donde el Central halló tranquilidad fue en el mercado cambiario. Aquí no intervino porque los privados siguieron vendiendo dólares para hacerse de pesos y pasarse a plazos fijos, previa compra de seguro de cambio. Este pase les deja una interesante ganancia de 16% anual en divisas. En cambio, el público sigue acumulando dólares como refugio, sin importarle la especulación.

De todas maneras, tanto para el Forex-MAE, el principal mercado mayorista, como para el MEC, el de los corredores de cambio, las operaciones fueron menores que las de los días anteriores.El público tiene menos dinero para comprardólares y además se avecinan las vacaciones de invierno.

En el Forex-MAE, el dólar cerró a 3,0240 y quedó muy vendedor para hoy. El Banco Central fue vendedor de futuros. Colocó alrededor de u$s 40 millones para los distintos fines de mes. De esta manera, en el OCT MAE cayeron todos los contratos. A fin de mes, el dólar cerró a $ 3,025 (-0,02%). La posición que más cedió fue agosto, al cotizar a $ 3,05 (-0,23%).

Para hoy se espera un día de pocas operaciones por los actos oficialista y opositor y por el paro de la CGT.

De todas maneras, el destino de los bonos no es bueno y nada indica que mejoren en los próximos días. Un respiro forzoso no le vendrá mal al mercado local.

Dejá tu comentario