Greenspan por 4 años más

Economía

El titular de la Reserva Federal norteamericana, Alan Greenspan, aceptó la propuesta del presidente George W. Bush para ser designado a permanecer por quinto período consecutivo al frente de la autoridad monetaria. La nominación debe ser aún aprobada por el Senado.

Greenspan lleva 16 años como titular de la Fed y, si bien la nominación es por cuatro años más, se espera que el funcionario deje su cargo en febrero de 2006, cuando finaliza su plazo límite como gobernador de la entidad. Hasta el momento, la estadía de Greenspan al frente de la Fed es la segunda más larga de la historia de EE.UU., luego de William McChesney Martin Jr., quien permaneció en el cargo durante 19 años.

El vocero de la Casa Blanca, Scott McClellan, leyó ayer durante una conferencia de prensa en Washington, previa al encuentro entre el presidente y Greenspan, la declaración escrita de Bush, en la que aseguraba tener «gran confianza» en el liderazgo del titular de la Reserva Federal. «Greenspan ha hecho un soberbio trabajo como presidente», fueron las palabras escritas por Bush para calificar la labor de quien maneja la política monetaria de EE.UU. desde 1987. Greenspan, por su parte, consideró «un honor» la nominación.

Durante su gestión, bajo cuatro presidencias diferentes, Greenspan logró frenar la inflación y vivió al frente de la Fed la mayor expansión económica de posguerra de Estados Unidos, al tiempo que también sufrió dos recesiones.

La designación de Greenspan por un nuevo período se produce en un momento clave para la política monetaria norteamericana. Luego de trece recortes a la tasa de referencia, que empujaron a los costos de financiamiento a su menor nivel en 44 años, se espera que la Fed comience a subir paulatinamente el rendimiento de los Fed Funds en el segundo semestre de este año. La entidad ha sufrido numerosas críticas acerca de la larga duración de su paciencia monetaria destinada a reactivar la economía por parte de presidentes de bancos centrales. No obstante, los signos de aceleración en la inflación y de fortalecimiento en el mercado laboral fueron los que convencieron a Greenspan acerca de la necesidad de dar un giro en su política monetaria.

Dejá tu comentario