31 de enero 2001 - 00:00

Hay menos temor a perder el empleo

Sin estridencias y muy lentamente empieza a notarse cierto optimismo en algunos sectores de la economía. Ayer se conocieron tres informes que van en este sentido. Por un lado, la encuesta mensual de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) indica que los comerciantes esperan una cierta mejora en sus ventas para los próximos meses, aunque vienen de un diciembre de 2000 realmente malo. Otro trabajo, de la Sociedad de Estudios Laborales (SEL), habla de que hay menos temor a perder el empleo en todos los niveles de trabajadores. Lógicamente, este último indicador podría convertirse en una puerta para que haya más voluntad de consumo en los argentinos. Finalmente, la consultora de Orlando Ferreres habla de que si bien aún no hay una reacción en la industria, el resto de la economía (bancos, comercios y consumo de energía) está viviendo un comienzo de recuperación.

Hay menos temor a perder el empleo
El mercado laboral todavía no da señales de recuperación, pero sí surge un dato alentador: en enero, disminuyó entre los trabajadores el temor a perder el empleo que se evidenciaba meses atrás. Así se desprende de un relevamiento realizado por la Sociedad de Estudios Laborales (SEL), lo que se traduce también en mayor tranquilidad y confianza en la economía.

De acuerdo con el informe, 60% de los empleados ve «nada probable» o «poco probable» que puedan perder el empleo, cuando hace tres meses ese porcentaje se ubicaba en 46%.

También creció la expectativa sobre la disponibilidad futura de empleo: 23% de los consultados señaló que en los próximos seis meses habrá más disponibilidad de puestos de trabajo que ahora, 46% dice que será igual mientras que 25% manifiesta que espera nuevas destrucciones de empleos.

Optimismo

Estos porcentajes resultan optimistas si se los compara con las cifras de diciembre, e incluso con las de hace cinco meses. En diciembre pasado, sólo 11% de los encuestados contestaba que en los próximos seis meses habría más empleo (ahora el porcentaje subió a 23%), mientras que 40% esperaba nuevas destrucciones de empleo (ahora esa expectativa la manifiesta 25% de la muestra). La relación entre los que creen que habrá mas empleo y los que creen que habrá menos es la mejor desde mayo del año pasado.

Otra variable que mejoró en enero es la expectativa sobre la evolución del ingreso familiar:
15% de los consultados dice que aumentará en los próximos seis meses, 66% dice que será igual mientras que 13% señala que caerá. Esta expectativa muestra una mejora importante contra diciembre pasado, cuando sólo 9% de los trabajadores esperaban mejoras, mien-tras que 26% señalaba que el ingreso familiar seguiría cayendo.

Aunque en forma más leve,
también la seguridad econó-mica manifestada por los trabajadores mejoró este mes; 33% contestó sentirse 'muy y algo seguro', cuando en diciembre pasado así lo manifestaba 31%. Asimismo, 41% dice sentirse «poco seguro» (en diciembre el porcentaje alcanzaba a 40%) y 26% señala todavía sentirse «nada seguro».

Pero no obstante esta mejora, el informe de SEL señala que «la recuperación de la intensión de compra del público, que mide las expectativas de consumo para los siguientes tres meses, continúa deprimida». Para un espectro amplio de bienes, que incluye durables, inmuebles, electrodomésticos, computadoras, automóviles y viviendas, entre otros,
el promedio de personas que piensa efectuar gastos en los próximos tres meses alcanza a 7,5% de la población.

Así, «el porcentaje de compradores potenciales es casi el mismo que el registrado en diciembre (aun cuando ese mes las compras subieron por factores estacionales) y se mantienen mas de 4 puntos por debajo de los valores medios del segundo trimestre de 2000».

Para SEL, esta baja intención de compra se debe a que continúa siendo numeroso el grupo de los que creen que las cosas seguirán igual en el corto plazo. También hay un porcentaje no despreciable de personas que todavía tienen expectativas negativas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar