También inflación de mayo en cuarentena: la prevén debajo de 2%

Economía

Debería seguir estable mientras continúen restricciones y congelamiento de tarifas. Advierten sobre necesidades de esterilizar luego del confinamiento.

Existe cierto consenso entre los privados que revelan la evolución de precios respecto de lo que puede suceder con la inflación de mayo: los aumentos tenderían a colocarse en niveles similares al de abril. De hecho, desde la consultora Ecolatina indicaron: “Entre la primera quincena de mayo e igual período de abril, el IPC GBA Ecolatina avanzó 1,7% impulsado por precios estacionales (+5,1%) y alimentos y bebidas (+1,9%). Estimamos que el IPC crecerá 1,9% en mayo”.

En diálogo con este medio, el director de la consultora, Federico Moll, explicó: “El número está determinado por la evolución de precios regulados, que es muy cercana a 0. Y por un nivel de demanda que no permite ningún traspaso a precios en los productos, ya que es muy difícil en este contexto vender y más si aumentás precios”.

En sintonía con su colega, el economista del estudio EcoGo Juan Ignacio Paolicchi, añadió: “El IPC de mayo va a dar parecido al de abril, porque la cuarentena recién se está empezando a levantar, por lo que tenés la mitad de mayo idéntica a abril”.

Respecto de los motivos de esta continuidad en la desaceleración de la inflación, Paolicchi consignó: “Los sindicatos siguen priorizando el sostenimiento de puestos de trabajo por sobre negociaciones salariales. De hecho, algunos aceptaron bajas nominales. Si a esto sumás tarifas congeladas y que la gente circula menos y, por ende, la velocidad de circulación del dinero cae, tenés un impacto en inflación muy acotado pese a la emisión monetaria. El canal de transmisión entre la emisión monetaria y la brecha cambiaria del 85% hacia los precios está mitigado por estos factores”.

Por su parte, Jorge Neyro, economista de la consultora ACM, agregó: “La cuarentena tiende a romper la inercia inflacionaria que traías, a un costo de actividad muy grande”.

La duda en adelante es si la liquidez inyectada por el Banco Central puede acelerar la inflación una vez que se levanten las restricciones. “Cuando termine la cuarentena, el BCRA va a tener que anunciar algún mecanismo de retiro del exceso de liquidez para no correr el riesgo de que la inflación se acelere significativamente”, advirtió Paolicchi.

Neyro, asimismo, se refirió a la dificultad de hacer proyecciones respecto de si después de la pandemia puede haber una disparada inflacionaria por exceso de liquidez: “La inflación puede ser monetaria, pero la determinan los mercados. Hay gente que pone precios y gente que convalida precios, sino parece que la inflación ocurre en el aire porque llueve plata. Si un negocio tiene riesgo de quebrar probablemente no aumente precios, porque tiene que vender para recuperarse. Ahora, los negocios que tengan menos urgencias sí pueden llegar a tocar precios”.

Por otro lado, desde la consultora LCG proyectaron para los próximos meses: “Será necesario realizar un reacomodamiento de precios relativos prolijo y eso podría empujar la inflación. En este sentido, no vemos riesgo de hiperinflación, pero esperamos un salto discreto en el nivel de precios”.

Algunos de los especialistas consultados también explicaron que el confinamiento impide relevar de manera exhaustiva. “Eso tiende a subestimar el índice de inflación”, afirmó Paolicchi.

Días atrás, el economista y docente de la Universidad de Maryland y ex funcionario de Cambiemos, Sebastián Galliani, tuiteó: “La inflación no estará bien medida durante la epidemia. Los países basan la construcción de su IPC en una canasta fija de bienes. Pero con los bloqueos, esa canasta fija se ha vuelto casi irrelevante. Al seguir el consejo de EuroStat, el FMI y la ONU de que los precios de los bienes y servicios que faltan deben ser carried forward, el IPC subestimará los cambios en el costo de vida”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario