Inicio semanal con gran caída

Economía

En el arranque parecía como que ésta era la semana de «la venganza» del NASDAQ. Castigado en lo que va del año, mucho más duro que el índice de las Blue Chips, y aun cuando no había demasiado interés, el mercado electrónico alcanzaba a ganar poco más de 0,6% minutos después de la una de la tarde, en tanto el Promedio Industrial perdía algo más de 0,3%. Sin grandes noticias, algunos achacaban a la levantada de pulgar que le había hecho la gente de Merrill Lynch al sector de semiconductores, los comentarios auspiciosos de los de UBS Warburg sobre el sector papelero y el éxito de la película del «Hombre araña», la relativa fortaleza de los papeles tecnológicos. Es claro que aun sumándolos con la mejor buena voluntad, estos hechos no alcanzan de ninguna forma para explicar una suba de todo un mercado y mucho menos para sostenerla. Sin nada puntual que lo explique, el mercado en su conjunto fue cediendo posiciones y para cuando sonaba la campana de cierre el NASDAQ mostraba una caída de 2,14%, cayendo debajo de la línea de los 1.600 puntos, y el Dow que perdía 1,98% quedaba en 9.808,04 puntos. Alguien intentó vincular el desplome con lo que podría llegar a resolver la Reserva Federal respecto al costo del dinero, o al balance que difundirá la gente de Cisco luego del cierre de las operaciones, pero lo cierto es que estos argumentos no son coherentes, dado el inmenso consenso que hay sobre estos dos hechos: la Fed no tocaría la tasa y Cisco estaría en la senda correcta de las ganancias. Dando idea que la debilidad financiera fue mucho más allá de lo meramente bursátil el dólar retrocedía 91,80 centavos de euro y los bonos del Tesoro cayeron llevando la tasa de 10 años a 5,068%. Hoy puede ser un día más normal, pero no cambia el trasfondo de un mercado muy dificil.

Dejá tu comentario