La soja enfrenta importante resistencia técnica

Economía

El mes de setiembre ha sido especialmente alcista para la soja en el mercado de Chicago, la cual ha acumulado una ganancia de 9,75%, mientras que en el disponible Rosario la utilidad ascendió a 12% pasando de valores de 700 a 790 pesos/t durante el mes de setiembre. Desde nuestros reportes y desde esta misma columna, hacia fines del año 2006, hemos venido anticipando que debíamos esperar este accionar alcista para la soja y ello se confirma con una acumulación de avance del precio en lo que va de 2007 cercana a 37% para el Mercado de Chicago y de 25% para el precio del Disponible Rosario. Incluso hemos mencionado también que este cultivo de verano se impondría en precio frente al maíz, aconsejando a productores la inclinación hacia la oleaginosa antes que al maíz, y en lo que va del año el ratio pasó de valores de 1,7 vez a 1 a valores actuales de 2,65 veces a 1.

Definitivamente la soja se ha convertido en este 2007 en los activos que mayor retorno ha otorgado no sólo a productores sino también a especuladores e inversores. La pregunta que surge actualmente es si esta tendencia alcista se seguirá consolidando hacia los próximos meses o no. Esta pregunta es la que se hacen productores locales, principalmente a los efectos de saber si es conveniente en estos valores actuales ya ir asegurando el riesgo precio para la próxima cosecha 2008 (por medio de la venta a futuro) o si, por el contrario, lo conveniente es aún dejar correr ganancias.

En este sentido, pasaremos a desarrollar nuestro análisis, siempre desde el punto de vista técnico, de donde se desprenderán parámetros a tener en cuenta a los efectos de evaluar la conveniencia o no de ir acortando el riesgo precio de la oleaginosa con vista al ciclo 2007/2008 que aún no se sembró.

EL ANALISIS

Tras el importante rally desarrollado por la soja hacia el pasado año 2004, que llevó los precios hacia máximos de 1.160 cénts./bu, hacia el mes de abril de ese año, se originó una consistente reversión bajista que los regresó cinco a seis meses más tarde hacia niveles mínimos de 557 cénts./ bu, recortando así 50% su valor. Es desde esos mínimos de 557 cénts./bu vistos en noviembre de 2004 desde donde se inicia el actual movimiento de avance para la oleaginosa, el cual en la última semana ha logrado ya testear niveles por encima de los 1.000 cénts./bu. Como ya hemos mencionado en columnas anteriores, las condiciones técnicas están dadas para que el precio de la soja no sólo acceda de regreso hacia los máximos históricos de 2004 en torno a los 1.160 cénts./bu sino que incluso accedan hacia niveles superiores hacia más adelante. Sin embargo, también es cierto que no necesariamente el movimiento de alza a nuevos máximos para la soja vaya a materializarse en forma directa. En efecto, la zona de máximo alcanzada actualmente por los precios en torno a los 1.000-1.025 cénts./bu representa un escollo de gran importancia dado que allí la subida desde los mínimos de 557 del pasado año 2004 recorta 764% de la baja previa desde la zona de 1.161 cénts./bu. En este sentido, mientras los precios no logren superar la zona de máximo mencionada en torno a los 1.000-1.025 cénts./bu deberemos estar atentos de corto plazo ante eventuales correcciones del precios de commodity, la cual podría recortar mínimamente en forma parcial el último trayecto de avance observado desde los mínimos de agosto pasado en torno a los 803,07 cénts./bu, aunque bien no podremos descartar incluso los riesgos de un recorte a todo el trayecto de avance desde los mínimos del pasado 2006 en torno a los 584 cénts./bu. En cualquier sentido, creemos que mientras la zona de máximo de la última semana en torno a los 1.000-1.025 no sea superada, los precios estarán vulnerables de recortar ganancias desde los actuales niveles para buscar soportes de 940-930 o aun niveles de 850-830 cénts./bu (en caso de un recorte al tramo mayor).

Recién luego de materializado el proceso correctivo favorecido estaremos esperando la reanudación de la tendencia alcista de fondo para la soja ya con objetivo de superiores a los máximos históricos de 1.160 cénts./bu. En lo que respecta a psicología o sentimiento de los inversores estadounidenses, actualmente 87%-90% de ellos considera que la tendencia de la soja seguirá siendo alcista, ello se traduce en un grado de optimismo bastante alto que generalmente se refleja en zonas cercanas a un techo, siendo ello un argumento adicional desde el punto de vista técnico que nos obliga a hacer un llamado de cautela, al menos en tanto la zona de resistencia técnica arriba mencionada de 1.000-1.025 no sea superada. Actualmente sólo en caso que ante nuevos avances del commodity veamos un quiebre alcista de la zona de 1.000-1.025 cénts./bu, se estarán poniendo en tela de juicio las expectativas de techo y correcciónfavorecidas, y en tal sentido estaremos favoreciendo escenarios de continuaciones alcistas directas, ya no sólo de regreso hacia los máximos del año 2004 en torno a los 1.100-1.160 cénts./bu sino incluso hacia niveles superiores de esa zona hacia más adelante.

En relación con lo comentado consideramos prudente, principalmente para productores, tomar valores actuales de mercado como una oportunidad para ir asegurando precios para la próxima campaña que se inicia, y de ese modo no quedar tan desprotegido ante posibles tomas de ganancias que se materialicen en mercado de soja.

Una estrategia también posible de realizar sería la venta de futuros y compra de call ( opción de compra), estrategia que le permitirá bloquear el riesgo precio de la cosecha de la próxima campaña en los valores atractivos actuales que trae la oleaginosa y a su vez especular por medio del call ante la posibilidad de que finalmente la corrección intermedia favorecida no se materialice y el alza de precios continúe en forma directa; si el precio de la soja recorta entonces estaré cubierto con la venta de futuro y terminaré perdiendo el valor prima de la compra de call, mientras que si el precio de la soja sigue subiendo entonces lo que me pierda de ganar por haber vendido un futuro lo terminaré recuperando con la compra del call.

EXPECTATIVAS PARA EL PRECIO LOCAL

Si trasladamos el análisis desarrollado para el precio Chicago a los precios locales y nos focalizamos puntualmente en el índice Rosafé ( Rofex) con vencimiento Mayo 2008, época donde argentina contará con la nueva cosecha, entonces podemos decir que la zona de máximo alcanzada la semana pasada en torno a los 243-245 dólares/t es una resistencia de gran importancia donde también especulamos con la posibilidad de que un techo intermedio a la tendencia alcista pueda ser conseguido con al fin de llevar el commodity en próximas semanas de regreso hacia la zona de 225 o aun hacia niveles de 218-215 dólares/t para recién luego desde allí la tendencia alcista de fondo retome su curso con objetivos superiores a los máximos del año 2004 en torno a los 250 dólares/t. Veamos entonces...

Dejá tu comentario