Farmacéutica Eli Lilly delega su representación en el laboratorio Raffo

Economía

Se trata de un cambio en la estrategia regional. El mismo modelo de negocio aplicará en Perú, Chile y América Central.

A partir de septiembre próximo, el laboratorio estadounidense Eli Lilly dejará de operar en la Argentina. La compañía confirmó oficialmente que levantará sus oficinas desde donde comercializa en el país sus productos farmacéuticos para atender la diabetes, que son importados desde su país de origen.

Los remedios seguirán ingresando a la Argentina, ya que la representación recaerá en el laboratorio Raffo, de capitales nacionales, que se hará cargo de la distribución de productos pero no de los casi 150 empleados que posee, entre los cuales una buena cantidad son visitadores médicos.

Eli Lilly atribuyó su decisión a un “cambio de modelo de negocio”, según explicó en un comunicado. “Desde su establecimiento en Argentina, Eli Lilly ha servido orgullosamente a pacientes y profesionales de la salud por medio de medicinas innovadoras y de alta calidad en áreas como Diabetes, Oncología, Urología, Inmunología, Osteoporosis y Sistema Nervioso Central con marcas líderes en el mercado, pero ha decidido cambiar su modelo de negocio en el país dejando de realizar actividades de promoción, distribución y comercialización directa de sus productos”. También destacó que este cambio “es clave para facilitar los esfuerzos globales de Lilly de permitir el acceso a medicinas innovadoras a más personas en el mundo”. En ese marco, la salida de Argentina no es un hecho aislado, ya que también aplicará la misma receta en Chile, Perú y algunos países de América Central, en lo cuales se hará cargo de la operación regional el grupo Tecnofarma, que también integra Raffo.

Por su parte, desde el laboratorio argentina también anunciaron oficialmente la novedad: “Nos complace informales que en línea con la estrategia de crecimiento de la compañía, a partir del 1 de septiembre Laboratorios Raffo S.A tendrá los derechos de comercialización y distribución de los productos excedentes de Eli Lilly y de los nuevos productos a lanzarse en el país”, informó el gerente general de Raffo, Jorge Belluzzo, en un comunicado.

Algunos de los productos de Lillly que ahora comercializará Raffo son insulinas, antidepresivos, medicamentos oncológicos, para la artritis reumatoidea, la esquizofrenia y la disfunción eréctil, entre otros.

La semana pasada Eli Lilly resolvió abandonar su participación en el convenio con el PAMI mediante el cual el laboratorio era proveedor de insulina para la obras social de los jubilados. La empresa argumentó en una carta elevada a las autoridades del organismo que “el aumento progresivo de los costos de importación y comercialización generados por la inflación y la devaluación, no permiten mantener las condiciones actuales para que nuestros productos permanezcan en el convenio”. Esta decisión fue considerada en el sector como la confirmación de la salida inminente de la Argentina por parte de la multinacional.

Dejá tu comentario