Licitan nuevo bono dólar linked y analistas anticipan alta demanda

Economía

Economía busca colocar el equivalente a u$s1.000 M y además $60.000 M en cuatro instrumentos en moneda local. Dicen que hubo desarme de títulos en pesos para entrar al bono atado al dólar.

En medio de varios días de intranquilidad cambiaria, el Gobierno escuchó parte de las demandas del mercado y orientó algunas de las últimas decisiones a satisfacer ciertas inquietudes de los agentes financieros. Hoy, a través de una nueva licitación, el Ministerio de Economía buscará “secar la plaza” con la emisión de títulos en pesos y una nueva tanda de dólar linked. Analistas consultados por Ámbito consideraron que el bono atado a la cotización del dólar oficial será muy demandado por los inversores.

La canasta de títulos a licitar incluye cuatro instrumentos en pesos por un total de $60.000 millones y un nuevo dólar linked a 18 meses de plazo, del que buscará colocar el equivalente a u$s1.000 millones, aunque en ambos casos el monto es ampliable. La convocatoria contempla $20.000 millones en una Lecer a descuento con vencimiento el 4 de diciembre de 2020 con un precio mínimo de $1158,37 por cada $1.000 VNO; otros $20.000 millones en una Lede con vencimiento el 30 de diciembre de este año con un precio mínimo de $943,88 por cada $1.000 VNO (que eleva la tasa al 35%, por encima del 28,5% convalidado en la última licitación de este instrumento); unos $10.000 millones en un Boncer 1,1% con vencimiento el 17 de abril de 2021 con un precio mínimo de $1146,74 por cada $1.000 VNO; y, por último un Bono Tasa Badlar privada más 100 puntos básicos con un precio mínimo de $1048,44 por cada 1.000 $VNO.

El instrumento estrella de la licitación es el Bono del Tesoro Nacional Vinculado al Dólar, que tendrá vencimiento el 29 de abril de 2022. El dólar linked colocado a comienzos de octubre (T2V1), por el que Economía aspiró $136.000 millones a una tasa de 0,1%, tiene vencimiento el 30 de noviembre de 2021, así que esta nueva emisión estira 5 meses el plazo del nuevo instrumento. Al igual que en la anterior licitación, la suscripción será en pesos al tipo de cambio de referencia “A3500” de ayer publicado por el BCRA y será cancelado también en pesos al mismo tipo de cambio al vencimiento. “La licitación se realizará mediante indicación de tasas, las que deberán ser múltiplos de 0,05% con un mínimo de 0% y un máximo de 0,20%”, informó el Ministerio de Economía que conduce Martín Guzmán a través de un comunicado. Esto último comprime 5 puntos básicos el máximo rendimiento permitido respecto de la licitación del T2V1.

Los cupones del nuevo dólar linked se pagarán el 30 de abril y 29 de octubre de 2021 y el 29 de abril de 2022. La amortización será íntegra al vencimiento al tipo de cambio aplicable.“Habrá un tramo competitivo y uno no competitivo. Las ofertas que se presenten en el tramo competitivo deberán indicar la tasa a la cual ofertan y el monto de VNO a suscribir el que deberá ser igual o superior a la denominación mínima del bono. Las ofertas que se presenten en el tramo no competitivo estarán limitadas a un monto máximo de VNO u$s50.000, debiendo consignarse únicamente el monto a suscribir”, detalló Economía en la convocatoria. La licitación estará abierta entre las 10 y las 15 de hoy y la liquidación se realizará el jueves.

Leonardo Chialva, socio de Delphos Investment, le dijo a Ámbito que la “clave” de la licitación es el dólar linked. “Es un plazo razonable y una buena tasa. Va a ser un rotundo éxito con fuerte ingreso de fondos”, consideró. En este mismo sentido opinó Federico Furiase, director de EcoGo, que consideró que el mercado demandará este instrumento debido la persistencia de la brecha cambiaria arriba del 100% y además porque el T2V1 “está cotizando -3 o -4%”.

“Es una oportunidad para cubrir la cartera de pesos teniendo en cuenta la brecha cambiaria y las pocas reservas que quedan en el Banco Central, porque sale a un precio favorable en relación a lo que rinde el dólar linked a un año en el mercado secundario”, analizó Furiase. Además, el economista advirtió que “el mercado podría estar desarmando posiciones de la curva de pesos para tener la liquidez que le permita ingresar al dólar linked”.

El analista advirtió a su vez no le “extrañaría” que parte del mercado “se apalanque en caución para ir a la colocación dólar linked”. “Ahí hay un riesgo de que, en el corto plazo, el BCRA siga subiendo las tasas de interés y que el Gobierno siga pisando la devaluación del tipo de cambio oficial. Pero el mercado espera que este bono en los próximos días esté cotizando negativo”, consideró Furiase.

“La clave -continúa el director de EcoGo-, es que el Gobierno aproveche este puente financiero para dar una señal del rumbo de la política y de consolidación fiscal y monetaria más consistente que la que está en el Presupuesto, todo en el marco de un nuevo acuerdo con el FMI que a su vez permita engrosar las reservas del BCRA. Si no se logra generar credibilidad, ese puente financiero solo sirve para ganar tiempo y genera una bola de emisión monetaria para pagar un dólar linked”.

Alejandro Kowalczuk, director de Argenfunds, analizó que “la lectura de la emisión es que, por el lado positivo, el soberano financia gasto hoy tomando deuda y sin emitir, pero el lado negativo es que termine emitiendo mañana para pagar esta deuda porque no cuenta con recursos genuinos suficientes para hacer frente a los compromisos, dada una disminución del déficit insuficiente”.

“Por otro lado algunos empiezan a ver la emisión dólar linked como un arma de doble filo. La señal que se intenta dar es que no se va a devaluar, pero si la devaluación es inevitable, el nivel de deuda y compromisos de corto plazo aumentan mucho, lo cual aumenta el riesgo soberano”, consideró Kowalczuk.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario