Liniers: decide el gobierno si quita concesión

Economía

Tras la suspensión de las exportaciones de carne, las miradas del gobierno se posarán ahora sobre el mercado concentrador de hacienda que sirve como referente de los precios ganaderos. A la presencia de inspectores en el mercado se suman ahora rumores sobre una inminente decisión sobre la concesión del predio de Mataderos a Mercado de Liniers SA. Esta sociedad tiene a su cargo desde setiembre de 1992 la administración de ese mercado (antes bajo la órbita de la Junta Nacional de Carnes) con el «compromiso de conservar y mejorar su infraestructura para posibilitar la comercialización de hacienda dentro de su jurisdicción, en un marco de libre competencia y transparencia».

El gobierno desconfía de la operatoria. Por eso ya dio lugar a que la Comisión de Defensa de la Competencia instale un equipo de inspectores. Diez economistas y abogados seguirán los movimientos de cada agente y que recomendarán multas ante la presencia de maniobras ilegales de concentración de precios.

Pero por el Mercado de Liniers sólo pasa 18% de los vacunos que se faenan para el consumo interno
, aunque los valores de sus remates se toman como referencia para todo el sector. Lo que el gobierno sospecha -y dice- es que algunos de esos consignatarios habilitados para vender animales en los remates «inflan» o tergiversan artificialmente los precios mediante acuerdos que mantienen con los supermercados, que convalidan valores altos comprando unos pocos lotes en las subastasa cambio de descuentosen el resto de sus adquisiciones. Al mismo tiempo, se presume que se encargarían de convencer a algunos productores para que no envíen hacienda determinados días, con el fin de elevar el importe por kilo, sobre el que cobran una comisión.

• Verificación

El gobierno expresó que «buscará verificar si esas distintas modalidades de venta esconden maniobras dolosas contra la competencia, y establecer la razón por la cual los incrementos de Liniers se trasladan en forma casi inmediata a los mostradores de las carnicerías, mientras que las bajas nunca lo hacen», según aseguraban ayer fuentes oficiales. La instalación en Liniers de la oficina antimonopolios local forma parte de una investigación que había solicitado el secretario de Agricultura, Miguel Campos. Pero desde sectores cercanos al gobierno se admitía el fin de semana que el gobierno anunciaría el traslado del Mercado a San Vicente. En realidad, lo que el Ejecutivo puede hacer es anunciar el cese de la concesión del predio de Mataderos a la empresa Mercado de Liniers SA. Y dicha empresa, si lo cree conveniente, puede trasladar, donde quiera, la operatoria de hacienda, previa aceptación municipal. Los socios de Mercado de Liniers SA ya tienen comprado un predio en San Vicente para trasladar la operatoria, pero aún falta completar las obras. Otra de las alternativas es que por decreto se le quite la concesión a Mercado de Liniers SA y el Estado se haga cargo de la operatoria de hacienda, a través de una reflotada Junta Nacional de Carnes, como la que ya existía hasta principios de los '90. Coincidentemente sobre esa «recreación» habrían hablado durante el viernes pasado el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada durante una reunión en la que se analizó el problema laboral por cierre y suspensiones en frigoríficos.

Dejá tu comentario