Los dólares financieros ceden a $143 y la brecha cae a mínimo de 5 meses

Economía

El MEP descendió hasta los $143,47 y el CCL a $147,93. El Banco Central volvió a comprar divisas (u$s45 M) y acumula más de u$s400 M en el mes.

Los dólares financieros se hundieron en torno de los $4 en el comienzo de esta semana corta, por lo cual las brechas respecto del oficial mayorista descendieron a su nivel más bajo desde el 15 de septiembre de 2020, al compás de la intervención oficial mediante venta de bonos. En el segmento oficial, el Banco Central (BCRA) volvió a comprar divisas y ya sumó más de u$s400 millones a las reservas en lo que va de febrero.

Concretamente, el MEP bajó 2,8% ($4,18) a $143,47, dejando la brecha en el 61,3%. Con una tónica similar, el CCL retrocedió 2,4% ($3,68) a $147,93, a partir de lo cual el spread con el mayorista se ubicó en el 66,3%.

Respecto de la participación de organismos públicos para anclar la suba de los dólares financieros, el director de la consultora EcoGo, Federico Furiase, explicó a Ámbito que esto no implica un endeudamiento al 17% como estuvo circulando entre economistas pero sí una pérdida de reservas. “El BCRA absorbe pesos mediante la venta de bonos pero para que no caiga el precio de los títulos en el mercado y evitar una suba de la brecha, la autoridad monetaria está forzada a recomprar esos bonos en dólares, gastando reservas”, aseguró.

En ese sentido, acotó que “desde noviembre se habría absorbido base monetaria por $85.000/$90.000 millones y eso estaría relacionado con un gasto de reservas netas de u$s500 millones. Mientras haya oferta de dólares en el mercado oficial, el BCRA tiene munición como para ir manteniendo la brecha estable”.

Por su parte, el analista Christian Buteler expuso que, mediante este mecanismo, el BCRA le compra a los exportadores los dólares que tienen que liquidar de forma obligada a $88/$89 y, parte de eso, lo termina vendiendo a dólar MEP a $144/$145, por lo cual termina sacando provecho de esa diferencia para sostener su estrategia.

El dólar mayorista, en tanto, cerró la jornada a $88,94, 40 centavos arriba del cierre del viernes. De esta manera, la divisa exhibió un leve incremento en su ritmo de ajuste diario (teniendo en cuenta la compensación por los días de inactividad) luego de registrar la semana pasada la corrección más baja desde la antepenúltima semana de diciembre, en línea con la intención del Gobierno de reducir el impacto inflacionario que tiene la suba del tipo de cambio.

Fuentes del mercado dijeron que la rueda mostró un nuevo predominio de los ingresos genuinos y activa participación oficial para defender el piso de la cotización. En ese sentido, afirmaron que el BCRA concluyó sus intervenciones con un nuevo saldo positivo, esta vez de u$s45 millones. Las Reservas cerraron en u$s39.401 millones.

La autoridad monetaria sumó en lo que va de febrero más de u$s400 millones a las reservas, una cifra muy superior a los u$s160 millones de todo enero. Esta performance sorprende ya que se preveía un febrero con más presión en el mercado cambiario producto de la merma en la demanda de pesos y la baja liquidación de dólares por parte de sectores exportadores por motivos estacionales.

Sin embargo, esto último no ocurrió por el momento; en la semana pasada los ingresos de exportadores de cereales y oleaginosas totalizaron casi u$s450 millones, en un contexto marcado por los elevados precios de los granos y algunos temores respecto de un posible aumento de retenciones en el futuro.

Paralelamente, la consultora Ecolatina destacó que, a partir de las buenas noticias que llegan desde Brasil, nuestro principal socio comercial, “este año se conjugarían una mejora de nuestros precios de exportación -alza de commodities agrícolas-, una recuperación de la demanda externa y nuestra producción se abarataría en relación con la brasileña”, lo cual podría apuntalar la generación genuina de divisas.

“No obstante, y tal como venimos sosteniendo, al viento de cola externo hay que acompañarlo con buenas políticas económicas -y esperar que la segunda ola de coronavirus nos encuentre con la mayor cantidad de población vacunada posible-”, aclaró.

Por su parte, el minorista subió 28 centavos a $94,23, por lo tanto, el “solidario”, que incluye el Impuesto PAÍS del 30% y el adelanto a cuenta de Ganancias del 35%, avanzó 46 centavos a $155,48.

El dólar blue volvió a retroceder luego de registrar la semana pasada su sexta baja semanal consecutiva. La cotización paralela cayó $1 hasta los $149 ayer, por lo cual la brecha con el oficial mayorista descendió hasta el 67,5%, nivel más bajo desde el 22 de abril de 2020 cuando el spread alcanzó el 66,1%. Sin embargo, el informal superó por primera vez en seis jornadas al CCL tras la fuerte contracción de este último.

Cabe recordar que el dólar informal bajó en todas las semanas de 2021 luego de alcanzar un techo de $166 en la última rueda de 2020.

Buteler explicó que esta merma es influenciada por la baja de los dólares financieros pero también responde a otros factores. “En diciembre y enero, la cantidad de dinero (Base Monetaria + Leliqs + Pases) no ha crecido y eso le saca un poco de leña al fuego del dólar, y además hay que reconocer que hace tres años que la gente se está dolarizando” sostuvo.

“Más allá de todo creo que estamos ante bajas puntuales, no veo que este sea el sendero para adelante”, sentenció.

Dejá tu comentario