Más viento a favor: tasas bajas en EE.UU. al menos hasta junio

Economía

Nueva York (Reuters) - Wall Street espera que la Reserva Federal mantenga sin cambios la política monetaria que viene aplicando, al menos hasta mitad de año. El resultado sería una tasa de interés de corto plazo fija en 5,25% hasta dicha fecha.

Esta es la conclusión que arrojó una encuesta realizada por «Reuters» entre los principales 21 analistas y economistas de Wall Street, luego de que Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, dijera la semana pasada ante el Senado de Estados Unidos que esperaba un crecimiento moderado de la economía y una inflación desacelerándose lentamente.

Fueron declaraciones tranquilizadoras para el mercado financiero, que a su vez motivaron unanimidad en la opinión de los analistas encuestados, ya que ninguno espera que la tasa de interés de referencia varíe de 5,25% para el próximo encuentro de la Fed, que será el 21 de marzo. De esta manera, la Reserva Federal sumaría 6 encuentros consecutivos sin modificar la tasa.

Además, de haber algún cambio futuro, la mayoría de los economistas se animó a predecir una reducción y sólo una minoría de 5 expertos estimó un incremento.

  • Confianza

    La semana pasada, Bernanke dijo en su testimonio que la economía norteamericana parecía estar sólida, con una inflación que se estaba relajando. Se mostró confiado en que el nivel corriente de tasas de interés va a modificarse hacia la baja en un futuro, por la presión misma de los precios.

    «Ben Bernanke está mandando un mensaje muy claro, que la Fed está en espera y conforme en donde está parada», dijo Ethan Harris, economista jefe en Lehman Brothers en Nueva York. «Los dos riesgos que preocupaban están desapareciendo», agregó, refiriéndose a la inflación y al mercado inmobiliario-.

    «Lo que le ha hecho la vida mucho más sencilla a la Fed», concluyó el economista.

    Por eso, la mayoría de los analistas encuestados recién espera cambios en la tasa de interés para mediados de este año o para más adelante. Sus expectativas indican que la economía norteamericana se va a mantener estable en el corto plazo.

    Mientras tanto, las palabras de Bernanke hicieron que los precios de los bonos del Tesoro de EE.UU. aumentaran la semana pasada, ya que los operadores bursátiles esperaban un tono más agresivo en el discurso del jefe de la Fed, situación que hace varios meses no sucede.
  • Dejá tu comentario