Mejora situación en la crisis de energía

Economía

Las fuertes lluvias están ayudando y las represas ya pueden incrementar la generación de electricidad. Por frío moderado baja el consumo de gas en hogares. Técnicos franceses avalaron la seguridad de Atucha II y se firmaría contrato en noviembre para terminarla. Como las industrias anticiparon producción en el primer trimestre, ahora necesitarían menos energía. Habría problemas con gasoil por demanda del campo. Se conocerá esta semana cómo serán los premios y castigos para el ahorro en los comercios y domicilios.

Importantes directivos de la empresa francesa Framatone ANP estuvieron en la Argentina la semana pasada, revisando el mantenimiento de las instalaciones de Atucha II, y consideraron que puede encararse su terminación. La empresa elevará en las próximas semanas al gobierno de Néstor Kirchner su oferta definitiva que incluirá financiamiento por los 180 millones de dólares que demandan los materiales y servicios provenientes del exterior, para la conclusión de la central nuclear generadora de electricidad. En medios oficiales, hay confianza de que entre octubre y noviembre, se firmará el nuevo contrato con la compañía francesa y que la central estará operando en 2009.

En octubre del año pasado, empezaron las negociaciones para terminar Atucha II que aportará 745 megavatios de electricidad, casi lo mismo que produce actualmente la central nuclear de Embalse. Como las obras en Atucha II se paralizaron en 1995, lo primero que debió hacerse es negociar con Siemens Alemania que tenía el contrato original para proveer el equipamiento.

La empresa alemana habría tenido una actitud amistosa con las autoridades argentinas, aun cuando paralelamente sigue en litigio contra el Estado nacional por la rescisión del contrato para hacer los DNI, que se concretó durante el gobierno de Fernando de la Rúa.

Sin embargo, Siemens ya no se dedica al negocio nuclear, y vendió la mayoría de esa unidad de negocios a la francesa Framatone ANP (ésta tiene 66% de la empresa y la alemana conserva 34%).
En consecuencia, se debe anular la contratación anterior para Atucha II y firmar una nueva entre Framatone y Nucleoeléctrica Argentina, que tiene a su cargo las centrales nucleares que generan electricidad.

• Dudas

Aunque los aspectos legales e incluso económicos, se venían conversando en forma favorable, en apariencia la empresa francesa seguía teniendo dudas sobre la posibilidad de utilizar el equipamiento ya instalado en Atucha II. Según allegados al ministro de Planificación, Julio De Vido, esos temores se habrían diluido con la visita a la planta realizada la semana pasada, en la que se habría comprobado que el estado de mantenimiento es bueno.

Simultáneamente, el gobierno está negociando con la empresa canadiense AOSL, que hizo y mantiene Embalse, la comercialización en el exterior de agua pesada, para aprovechar la capacidad de producción de la planta de Arroyito, que es la mayor del mundo.

La terminación de Atucha II demandará 180 millones de dólares por provisión de equipos y servicios del exterior, y otros 300 millones de dólares por materiales y mano de obra de origen nacional.

La central, una vez terminada, aportará 745 megavatios. La decisión de terminar la obra fue criticada por organizaciones ecologistas, como Greenpeace. Sin embargo, las centrales nucleares se consideran la base del sistema eléctrico, porque proveen electricidad en forma permanente las 24 horas del día, y no dependen de factores climáticos, como ocurre con las represas hidroeléctricas, o de la provisión de gas, como las centrales térmicas de ciclo combinado.

En ese sentido, Embalse llegó el año pasado al récord de días de funcionamiento sin interrupciones (1.100 días), y en junio volverá al sistema eléctrico, luego de que se realizaron tareas de mantenimiento.

Dejá tu comentario