Noviembre: Guzmán renovó toda la deuda y sumó fondos por $40.000 M

Economía

Es una buena señal y reconfirma la estrategia de no recurrir plenamente a la emisión monetaria. El Gobierno ratificó que buscará devolver adelantos al Banco Central.

El Ministerio de Economía pasó ayer una de las postas difíciles en lo que resta del calendario financiero de este año: buscaba $180.000 millones en una licitación para cancelar dos bonos y terminó recibiendo efectivo por el equivalente a $210.517 millones, lo suficiente para hacerle frente al megavencimiento de alrededor de $177.000 millones. Según pudo saber Ámbito, en el Palacio de Hacienda se mostraron conformes con el resultado obtenido.

La licitación buscó colocar dos bonos CER por $5000 millones cada uno y $170.000 millones en un bono a tasa fija con el que los bancos pueden integrar encajes. Por el Boncer 1% con vencimiento en agosto de 2021 (TX21), el Gobierno adjudicó $20.412 millones con un rendimiento semestral anualizado de 1,7% y a cambio recibió efectivo por $25.450 millones, más de cinco veces lo que buscaba. Por el Boncer 1,2% adjudicó $4.404 millones con un rendimiento de 2% y consiguió efectivo por $5.230 millones. Y, por último, la colocación del Bono a tasa fija (TY22) fue de $185.021 millones y a cambio recibió efectivo por $179.837 millones con una TNA de 24,5%.

“En el mes de noviembre se acumula un financiamiento neto positivo cercano a los $40.000 millones”, informó Economía en un comunicado posterior a la publicación de los resultados, en el que también resaltó que “el porcentaje de renovación de pagos de capital e intereses es del 116%” en el mes. “Por cada $100 que teníamos que pagar, obtuvimos $116”, enfatizaron en el equipo financiero.

Con este resultado, la cartera que conduce Martín Guzmán ratificó la intención de devolver adelantos transitorios al Banco Central. “Tal como fuera comunicado anteriormente, durante el último bimestre, se apunta a renovar la totalidad de los vencimientos de capital e intereses y obtener financiamiento neto de mercado por hasta un 10% respecto al total de vencimientos de dicho período”, informaron y remarcaron que “cualquier incremento de financiamiento neto que supere ese umbral será destinado a reducir adicionalmente el nivel de asistencia del Banco Central”.

En el mercado descontaban que lograrían refinanciar gran parte del vencimiento de esta semana, porque la mayoría estaba en poder de los bancos del grupo A, las 18 entidades financieras públicas y privadas más importantes del país. Es que los $170.000 millones del TN20 que vence el 21 son utilizados por los bancos para integrar encajes. En la licitación se ofreció otro título que también puede utilizarse con ese fin.

En lo que resta del mes queda un vencimiento de $90.580 millones en una Lede (S30N0). Para diciembre, entre amortizaciones e intereses la administración nacional debe pagar $515.752 millones. La mayor parte de las obligaciones del último mes del año se explican por dos instrumentos: la amortización de una Letra ajustada por CER (X04D0) por $188.055 millones el 4 de diciembre; y el pago de capital de $145.068 millones en una Letra a descuento (S30D0). Los Adelantos a devolver al Banco Central totalizan $51.950 millones.

De acuerdo con un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), este año el 80% del déficit fiscal será financiado con emisión monetaria. “El Gobierno nacional espera cerrar el año 2020 con un déficit primario de 8,3% del PBI y con un déficit fiscal de 10,3% del PBI”, repasó el economista Nadin Argañaraz en el informe, al tiempo que remarcó que “si se analiza la emisión de pesos primarios, se aprecia que llegaría a 8,3% del PBI ($2.250.000 millones, compuestos por utilidades por $1.600.000 millones y adelantos estimados por $650.000 millones)”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario