Para el gobierno, salarios triplicaron la inflación

Economía

Los salarios, en promedio, crecieron 3,5% en agosto, según el INDEC. En doce meses acumulan una suba de 23%, el triple que la inflación oficial. De ser cierto, resultaría un logro inigualable de la gestión Kirchner. Pero lamentablemente no toma en consideración la realidad: se perdió poder adquisitivo. Ya está desatada la puja de gremios por la recomposición salarial, habida cuenta de que ese aumento de 23% fue devorado por el alza de los precios. Lo preocupante es que desde diciembre comenzarán las discusiones con sindicatos -primero los estatales- y como mínimo exigirán 30% de aumento. Se repetirá la clásica secuencia de los 80, en la que a cada negociación salarial le seguía una inflación superior. La mayoría de las empresas no está en condiciones de absorber esos incrementos salariales y deberá trasladarlos a los precios. ¿Podrá contener el próximo gobierno a la voracidad sindical? Difícilmente. Por ello es que no debería sorprender que mes a mes se sigan anunciando incrementos en los salarios que sólo tendrán una duración cada vez más efímera.

Los salarios aumentaron 23,04% en agosto frente a igual mes de 2006, según las cifras elaboradas por el INDEC. De esta manera, el sector público volvió a mostrar las mayores subas, con un incremento en sus remuneraciones de 34,56%, seguido por el sector informal con 24,72%, y por último, el formal, con 18,37%.

Sin embargo, el avance de la inflación contrarresta el aumento de los salarios, reduciendo el poder adquisitivo especialmente de los sectores de menores ingresos y de los que pertenecen al informal.

Entre agosto pasado e igual mes de 2006 la inflación oficialmentese incrementó 8,7%, pero hay que tener en cuenta que esa cifra incluye los maquillajes realizados desde enero de este año por la intervención que introdujo en el Indice de Precios al Consumidor (IPC) el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Los pronósticos privados hablan de más del doble.

Las conclusiones son más fuertes si se considera la evolución salarial y la de los precios desde la crisis de fines de 2001 hasta agosto pasado. En el promedio general, los salarios crecieron en dicho período 117,93% y la inflación lo hizo 100%.

Al analizar los distintos sectores por separado, el más afectado es paradójicamente el sector público- que hace unos meses figura como el de mayores aumentos-, experimentando subas salariales de 78,36% mientras que los precios lo hicieron en 100%. Luego le siguen los empleados «en negro», que con incrementos salariales de 83,3%, inferiores a la inflación del período, vieron arrasado su poder adquisitivo.

El único sector que superó 100% de inflación fue el de los empleados «en blanco», que arrojó incrementos salariales de 155,29% entre fines de 2001 y agosto de este año.

Estas cifras llevan a que algunos economistas sostengan que si bien el crecimiento de la Argentina es destacable desde que finalizó la crisis, el país evidencia una distribución del ingreso regresiva, con un poco menos de la mitad de la población en la informalidad, lidiando con el peso de la inflación.

  • Previsible

    En cuanto a la fuerte recuperación del sector público en los últimos meses, bastante diferente a lo que sucedía luego de la crisis, los economistas explican que era previsible porque fue uno de los sectores más atrasados y que más sufrió el ajuste.

    Mientras tanto, el informe del organismo sostiene que entre julio y agosto de este año los salarios crecieron 3,54% y, repitiendo la misma tendencia de la variación interanual, las mayores subas estuvieron en el sector público con 7,67%. Para el organismo que dirige Ana María Edwin, la evolución salarial del sector público se debió a «los aumentos otorgados al personal de gendarmería, personal civil, Policía Federal, Servicio Penitenciario, Prefectura, Sistema Nacional de la Profesión Administrativa (SINAPA), personal militar y universidades nacionales».

    Luego se posicionó el sector informal con aumentos de 3,57% y de 1,9% en el formal. En este último caso, el INDEC destaca los aumentos salariales de «los sectores de explotación de minas y canteras, bebidas y tabaco, intermediación financiera, comercio al por mayor e industria y productos de la madera, incluidos los muebles».
  • Dejá tu comentario