Poscuarentena: advirtió el Central que los precios volverán a subir

Economía

La entidad consideró que cuando pase el aislamiento prevé un proceso de reacomodamiento gradual de precios relativos que lo hará actuar para contenerlo.

“En los próximos meses, cuando la mayoría de las restricciones a la movilidad de personas y a las actividades productivas se levanten, el BCRA prevé un proceso de reacomodamiento gradual de precios relativos, y conducirá sus políticas para que dicho proceso se dé en un entorno de inflación acotada“, señaló ayer el BCRA en su Informe de Política Monetaria (IPOM). Sin embargo marcó una diferenciación con respecto a lo que podría tener lugar en el cortísimo plazo. “A corto plazo, el BCRA prevé que varios factores confluyan para disminuir las presiones inflacionarias. La fuerte caída de la actividad durante la contención del Covid-19, que impulsó la capacidad ociosa a niveles elevados, y la postergación de los tramos de paritarias, contribuyen a contener la inflación en el corto plazo. El programa de Precios Cuidados y el aplazamiento del ajuste de tarifas de servicios públicos resultaron efectivos para lograr un menor dinamismo de la inflación. En la misma línea, el lanzamiento de Precios Máximos a fines de marzo está contribuyendo a contener subas de precios en los productos de consumo masivo considerados como esenciales”, dijo la entidad que conduce Miguel Pesce.

La crisis económica que acarrea el país se vio profundizada de manera dramática por el coronavirus, hecho que obligó al Banco Central a volcar liquidez en la economía para sostener la actividad. Si bien es algo que viene sucediendo en todo el mundo, en la Argentina el temor de una espiralización inflacionaria está siempre latente, motivo por el cual la autoridad monetaria buscó llevar tranquilidad al respecto: “Una vez superada la pandemia, el BCRA hará todos los ajustes en la liquidez que sean necesarios para sostener la recuperación y normalizar la liquidez. A tal fin se debe tener en cuenta que el crecimiento de la demanda de dinero que trae aparejada la recuperación económica contribuirá a absorber una importante porción de los recursos volcados al mercado”, aseguraron, confiados, desde la entidad presidida por Miguel Ángel Pesce en el último Informe de Política Monetaria.

Para reforzar la idea, el documento emitido por el Central indica: “Se debe remarcar que la monetización de la economía argentina se encontraba al inicio de este proceso en niveles históricamente bajos. Finalmente es importante tener presente que el Banco Central cuenta con una amplia gama de herramientas para esterilizar los excesos de liquidez que pudieran emerger durante el proceso de normalización”. Asimismo, el BCRA incluyó al equipo de Martín Guzmán entre los aliados para dar combate al aumento de precios, al señalar que “el compromiso asumido junto al Ministerio de Economía de la Nación, en vistas de desarrollar un potente mercado de deuda en moneda local, favorecerá la canalización de los excesos de liquidez hacia las necesidades de financiamiento latentes en nuestra economía”.

Respecto de la confianza del Central en cuanto a que haya una mayor demanda de dinero que permita absorción, el economista jefe del Centro de Estudios Económicos del Sur, Amílcar Collante, mostró reparos: “Los ciudadanos e inversores repudian bastante el peso, por todos los episodios de devaluación que hemos tenido en los últimos años. Esa mayor demanda que esperan hay que testearla con un escenario de crecimiento del PBI consistente con eso. De la noche a la mañana no va a haber una demanda por el peso si no se estabiliza la economía, si no hay un programa creíble en la macro y si no se resuelve el tema de la deuda”.

En sintonía con esta visión, el director de la consultora LCG, Guido Lorenzo, afirmó: “Nosotros hicimos ejercicios y si la demanda de dinero vuelve a niveles altos, promedio últimos 8 años, igual va a haber pesos excedentes”.

Respecto de las herramientas de esterilización, Lorenzo hizo un señalamiento conceptual: “Es cierto que hay múltiples, pero es necesario tener en cuenta que todas pertenecen al BCRA. A veces se escucha a Guzmán decir que el Tesoro va a esterilizar y eso no es esterilización, es deuda para pago de gasto. Pero sí, están las Leliq, los pases y se puede pensar en otro bono”.

Impacto

A lo largo del documento, el Banco Central realiza algunos auto-elogios a las medidas tomadas: “La política monetaria llevada adelante permitió amortiguar las consecuencias en el nivel de actividad económica generada por la crisis sanitaria del Covid- 19, a través de la utilización de instrumentos que facilitaron el acceso al crédito y redujeron su costo para aliviar la situación financiera de empresas y familias, al tiempo que se implementaron medidas para proteger el ahorro en pesos de los hogares”.

En materia de números derivados de estas medidas, se destaca: “Los montos aprobados y en proceso de aprobación a MiPyMEs y a prestadoras de servicios de salud ascendían a $223.280 millones. Los desembolsos por $183.870 millones alcanzaron a 113.618 empresas. Asimismo, la asistencia financiera para monotributistas y autónomos a través de la línea de crédito a tasa cero, a 15 días de su vigencia, alcanzaba a 151.443 individuos por un monto total de $19.890 millones”. El comunicado también asegura: “La flotación administrada del tipo de cambio que propició el Banco Central, junto con la postergación en el ajuste de las tarifas de los servicios públicos, favoreció el descenso de la inflación”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario