Fabricantes piden financiación para la venta de celulares

Economía

Desde el sector dijeron que quedar afuera del programa que ayer oficializó el Gobierno impactará en el mercado.

El Gobierno publicó ayer en el Boletín Oficial el nuevo marco normativo del programa Ahora 12 que estará vigente hasta el 31 de diciembre. Esta herramienta de financiación viene teniendo un rol clave para los fabricantes y comerciantes de la electrónica. Si bien la gran mayoría de los artículos siguen contenidos, los celulares quedaron fuera de la renovación. La Cámara que agrupa a las empresas del sector adelanta que la medida tendrá un “correlato” en el mercado.

La noticia no cayó bien en Tierra del Fuego, donde se fabrican el 94% de los teléfonos celulares que se comercializan en el país. “Ya veníamos con un mercado deprimido, el año pasado alcanzamos las 8 millones de unidades y este año con suerte arañaremos las 7 millones”, señaló a Ámbito el presidente de la Asociación de Fábricas Argentinas de Terminales Electrónicas, Federico Hellemeyer. A su vez agregó que “esta exclusión es una muy mala noticia porque se quita una herramienta fundamental para incentivar el consumo”.

El contexto de falta de dólares y las medidas adoptadas por el Banco Central la semana pasada es ineludible a la hora de analizar la medida. En el sector privado recalcan que si bien tienen componentes importados, siguen siendo productos de fabricación nacional que generan puestos de trabajo en el país. Además argumentan que al tratarse de bienes durables hay una propensión lógica del consumidor a pagar en cuotas. Por otro lado, manifiestan que el celular es un producto muy útil en el contexto de la pandemia por la necesidad de conectarse debido al crecimiento del teletrabajo y la educación a distancia.

Desde la Secretaría de Comercio Interior conducida por Paula Español explicaron que la suspensión de este rubro se produjo por una “reasignación de recursos del Programa Ahora 12 para las áreas de servicios” y adelantaron que se mantendrán encuentros para propiciar mecanismos de financiación alternativos. “Entendemos que hay límites presupuestarios, por eso proponemos que transversalmente se corte el Ahora 18 pero que no se excluya por completo a un producto. Esa es la peor opción”, sostuvo Hellemeyer y señaló: “Esperemos que surja alguna herramienta similar porque la necesidad existe”.

La nueva normativa permite realizar compras en 3, 6, 12 y 18 cuotas, con tres meses de gracia. Suma a nuevos sectores que se vieron afectados por la pandemia como servicios educativos, peluquerías, centros de estética y servicios de organización de eventos. También se incluyó a los servicios técnicos de electrónica y electrodomésticos para el hogar, lo cual fue visto como una “contradicción” por algunos empresarios del sector, luego de la exclusión de los celulares.

Por otro lado, la iniciativa del Gobierno recogió apoyos en el sector pyme industrial y comercial. Horacio Moschetto, vicepresidente de CGERA y representante de la industria del calzado, sostuvo que ”va a permitir aumentar el consumo y darle aire a las familias para poder prorratear sus compras, sobre todo con el período de gracia”. Norberto Fermani, presidente de la Cámara de la Industria Óptica, indicó que “permitirá que el consumidor pueda acceder a un producto nacional de calidad, y también reactivar la industria y el comercio”, y Guillermo Siro, titular de la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires, afirmó que “es una herramienta clave para apalancar la actividad” y destacó que en este caso “se atendió a los sectores más golpeados por la pandemia y ese enfoque es correcto”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario