30 de septiembre 2005 - 00:00

Redrado puede emitir $ 4.000 millones más hasta fin de año

Martín Redrado
Martín Redrado
El Banco Central tiene margen para emitir hasta $ 4.000 millones hasta fin de año, con lo cual no debería tener mayores inconvenientes para defender el actual tipo de cambio. Así surge de las metas del programa monetario, que hoy será cumplido por noveno trimestre consecutivo.

La Base Monetaria Amplia (BMA) se ubicó en casi $ 53.000 millones a fin de septiembre, con lo cual se ubicó cómodamente por debajo de los $ 55.000 millones que establecía el programa vigente. Para fin de año, el tope superior fue establecido en $ 57.000 millones, dándole un importante margen de acción a la entidad que preside Martín Redrado para comprar dólares y emitir pesos como contrapartida.

El mes de mayor presión será diciembre, ya que todos los años sube significativamente el ingreso de divisas y también crece la demanda de dinero por parte del público ante la cercanía de las fiestas de fin de año y de las vacaciones. En diciembre de 2004, la base monetaria aumentó nada menos que $ 3.800 millones, pero con el plan conocido como Feliz Navidad de por medio.

• Cautela

Claro que esta vez se deberá mantener una actitud más cauta para evitar un mayor salto de la inflación, que se estima en 11% para todo 2005.

En el tercer trimestre hubo varios factores que permitieron al BCRA quedar sin mayor esfuerzo dentro de los límites fijados en las metas monetarias,
que habían estipulado un nivel de entre $ 50.000 y $ 55.000 para la BMA. Estos son los puntos principales:

La disposición que modificó el esquema de inmovilización de los fondos comunes le restó de un día para el otro $ 2.000 millones a la base monetaria. El Central dispuso que el encaje que los fondos mantenían en la cuenta corriente del Banco Central se trasladara a pases pasivos. En el mercado se considera que esta modificación resultó « contabilidad creativa» al disminuírse el cálculo de la cantidad de dinero en circulación a través de una decisión administrativa.

En setiembre cayó significativamente el ingreso de dólares. El Central terminó comprando un promedio de u$s 1.000 millones en el mes, contra u$s 1.564 millones mensuales que había adquirido en el período mayo-agosto. Por un lado se sintió el factor estacional, ya que entra menos dinero de divisas. Por otra parte, se limitó el esquema de prefinanciación de exportaciones al descubrirse irregularidades por parte de algunas empresas. Esto generó que por lo menos durante dos semanas las exportadoras ingresaranmenos divisas, un efecto transitorio pero que ayudó al BCRA a pasar septiembre con menor necesidad de compra de divisas.

También hubo mayor absorción de pesos a través de Lebac, ya que Redrado aceptó pagar tasas más altas para captar dinero a más de un año.

El Central ya empezó a trabajar en conjunto con el Ministerio de Economía en el plan monetario de 2006. En principio, la idea pasaría por armar un esquema de crecimiento en la cantidad de dinero menos restrictivo que el de este año. Las bandas de la inflación se ubicarán entre 8% y 11%, muy por encima de 5%/8% que se había definido para este año, que no fue cumplido.


Redrado resaltó el pasado fin de semana en presentaciones ante inversores que desde el Central están enviando claras señales para no fogonear expectativas inflacionarias. En ese sentido, expone que la BMA aumentó sólo 4% en términos reales en el cálculo interanual y que prácticamente no se movió durante 2005.

Dejá tu comentario

Te puede interesar