Ruega el campo en huelga que lo reciba el gobierno

Economía

Dirigentes del campo aseguraron ayer todo el día que si el gobierno los llama, estarán dispuestos a negociar. Y lo repitieron en el Congreso, donde fueron recibidos por la oposición. Pero es improbable un giro del gobierno en medio de la actual tensión. Por ello continuarán las medidas de fuerza y posiblemente se incrementarán. En un acto en Casa Rosada, Cristina de Kirchner repitió críticas: "Los más críticos son quienes más disfrutan del crecimiento". El gobernador pampeano, Oscar Jorge, como Scioli, tampoco recibió a los cuatro dirigentes rurales. Fue una orden del gobierno nacional. Una solución, así, es imposible.

Aunque las entidades agropecuarias habían anunciado que el paro del campo finalizaría mañana, luego de ocho días de protesta, en las últimas horas creció la versión de que la medida se extendería. Pero la dirigencia de las principales entidades mostró ayer matices diferenciadores respecto de cómo continuar la negociación con el gobierno por las retenciones.

Mientras que desde la Federación Agraria su titular, Eduardo Buzzi, dijo que si había un llamado de la presidente Cristina de Kirchner iría a dialogar, otros dirigentes, como Luciano Miguens (Sociedad Rural) y Mario Llambías, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), fueron más terminantes y consideraron que por estas horas es más factible la continuidad de la medida de protesta.

«Estamos dispuestos a dialogar siempre dentro del paro que sigue hasta mañana a las 24», dijo a este diario Pablo Orsolini, vicepresidente de la Federación Agraria.

«Si se quiere, si hay humildad y racionalidad del lado del gobierno, se puede discutir», dijo el titular de la entidad, Eduardo Buzzi, aunque reconoció que la relación con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, «está en el freezer».

En la misma línea, el titular de Coninagro, Fernando Gioino, se pronunció a favor de encontrar una salida al conflicto que afecta al sector y reclamó que la negociación incluya a las economías regionales. «No es la confrontación, sino el diálogo» lo que permitirá encontrar una solución, afirmó Gioino al hablar ante una concentración de productores agropecuarios en la localidad cordobesa de San Francisco.

Por su parte, el titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), Pedro Apaolaza -quien vio frustrada a último momento el lunes su reunión con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli- advirtió que «todo indica que el paro se prolonga».

«No hay indicador que muestre que la medida vaya a reverse», sostuvo Apaolaza en declaraciones radiales.

También mostró una posición firme Miguens al explicar que ya no es tan fácil desactivar la medida de fuerza. «La protesta superó al campo. Ya no es una discusión entre productores y gobierno. Ahora están las provincias, autoridadesy vecinos, que ven cómo se llevan su producción y no les dan nada a cambio», señaló el jefe de la Rural, que a fin de año dejará su lugar a Hugo Biolcati.

  • Compromiso

    Por su parte, el titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo de Angeli, participó de un tractorazo en Larroque y pidió a los productores que «asuman el compromiso necesario para sobrellevar esta situación, que se está volviendo pesada». En la sexta jornada de la huelga, que incluyó cortes parciales en rutas del interior, asambleas, tractorazos y manifestaciones en Entre Ríos, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, el gobierno y el campo volvieron a cruzar críticas.

    En referencia al sector rural, Cristina de Kirchner aseguró que «los más críticos» del gobierno son precisamente los que más se enriquecieron con el «crecimiento en la producción» y los beneficios de las exportaciones.

    Como si no faltaran condimentos para un conflicto que ya trascendió los puntuales reclamos del campo, que golpea en el ánimo de la gente y hasta genera zozobra en el mercado financiero, sectores kirchneristas encabezados por el piquetero Luis D'Elía se sumaron al debate y salieron a defender al gobierno.

    En una conferencia de prensa, las organizaciones sociales cercanas al gobierno advirtieron que si el paro se extiende saldrán a las rutas para iniciar un plan de lucha que incluiría volanteadas y hasta una movilización a Plaza de Mayo y a Ceibas.
  • Dejá tu comentario