26 de marzo 2007 - 00:00

Salarios: se dice que firman por el 16%, pero llega a 20%

Comienza una semana de definiciones en la discusión de las paritarias. Los bancarios, la UOM y La Fraternidad ( ferroviarios) concurrirán al Ministerio de Trabajo en búsqueda de un aumento salarial de 20%. Lo obtendrán, pero de una manera novedosa. El gobierno quiere marcar el precedente que el incremento de sueldos en 2007 será de 15% o un punto más. Y así se lo anunciará oficialmente.Sin embargo, la realidad será algo diferente. Los gremios negociarán y obtendrán otros aumentos en paralelo (como pagos por única vez, otros no remunerativos y premios por productividad) que completarán el porcentaje dejándolo en la práctica en 20%. Sería una derivación del «método Moreno» para medir los precios, pero adaptado al mercado laboral.

Carlos Tomada
Carlos Tomada
El gobierno intentará «recomendar» el «método Moreno», para las paritarias. La adecuación del mecanismo que el secretario de Comercio aplica para medir los aumentos de precios, una componente importante que deja fuera del cálculo se aplicará al resultado de las negociaciones). Los gremios mostrarán subas salariales de aproximadamente 17%, pero aparte, se contabilizarán pagos que se concreten por única vez, sumas no remunerativas y hasta cambios de categorías que impliquen alzas adicionales.

Este método será aplicado desde hoy a los dos sindicatos considerados grandes que a partir del mediodía discutirán las alternativas finales de las paritarias: los bancarios y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). Ambos se sentarán a negociar con los representantes empresarios con la consigna de no modificar su pretensión de un incremento salarial de 20%, retroactivo, además, al 1 de marzo. Amenazan públicamente incluso que de no obtenerse este porcentaje, comenzarían a diseñarse medidas de fuerza para esta misma semana. En el primer caso, el titular de los bancarios, Juan José Zanola, basa el reclamo en una promesa que hizo el propio Néstor Kirchner cuando se reunió en febrero con el camionero titular de la CGT, Hugo Moyano, donde se habló de la autorización presidencial para que en los sectores donde más crecimiento de actividades hubo durante 2006, se puedan reclamar incrementos salariales mayores. Como la intermediación financiera subió más de 20% el año pasado según los datos del INDEC, ese nivel es lo que debería subir los sueldos del sector.

  • Mediación

  • Zanola insistirá en este pedido hoy al mediodía, cuando en el Ministerio de Trabajo se reúna con los representantes de los bancos (la ABA, ADEBA y ABAPRA, entre otros). Será la cartera que dirige Carlos Tomada la que tendrá que mediar en el tema, y eventualmente aplicar el mecanismo recomendado para el gobierno: que el incremento nominal sea de 15%, pero que el real sea de 20%. En el caso de los bancarios, la posibilidad es que se decida un pago extraordinario, a modo de redistribución del producto del año pasado, pero que figure en los salarios como una liquidación efectuada «por única vez».

    En el caso de los metalúrgicos, el Ministerio de Trabajo los convocó para hoy a las 15, para alcanzar un acuerdo salarial para casi 200 mil trabajadores. Está previsto que participen los dirigentes del gremio, Antonio Caló, Juan Belén y Naldo Brunelli, entre otros, mientras que por los empresarios deberían llegar a la sede de Trabajo, Horacio Beltrán Simó y Osvaldo Tagón (ADIMRA), Antonio Rovegno (Fedehogar), Fernando Ruiz Blanco ( CAMINA), Carlos Cornejo (AFAC) y Eduardo Zamorano (Cámara de Industrias del Aluminio). El conflicto es el mismo: un reclamo de 20% y la imposibilidad de los empresarios de poder pagarlo. En este caso, la salida sería similar: un incremento nominal de 20%, pero la obligación de pagar un premio extra por productividad y la eliminación de la categoría «peón», creando un grupo más de capataces, lo que inmediatamente provocaría un incremento para los empleados de salarios más bajos. Hacia adentro de la organización, esto implica un alza salarial de 20% para este último sector, mientras que el resto tendría una suba generalizada de aproximadamente 16%.

    ¿Por qué es importante que figure públicamente un incremento de 15 y no el real de 20%? Simplemente porque se quiere dar la imagen hacia el resto de la sociedad de cierto respeto por el índice inflacionario de 9,8% con que terminó 2006, y no el que la dirigencia de la UOM llevó a la Casa de Gobierno a Néstor Kirchner.

    Dejá tu comentario

    Te puede interesar