SanCor: resurge la posibilidad de un salvataje privado

Economía

¿Vuelve la alternativa privada para salvar a SanCor? En el mercado volvió a cobrar fuerza la versión de que el Grupo Petersen -del banquero sureño Enrique Ezkenazi- asociado a Eduardo Eurnekian podría convertirse en el socio de la láctea, que dejó de pagar el capital de su deuda en setiembre y terminó con fuertes pérdidas en diciembre el primer semestre de su ejercicio fiscal que cierra en junio.

Las versiones también hablan de que Adecoagro -la agrícola que tiene al magnate estadounidense George Soros como accionista principal- podría retomar las gestiones para asociarse con la cooperativa, y hasta se habla de un tercer interesado, un fuerte jugador en el negocio agroalimentario, de capitales mixtos (nacionales y extranjeros) que podría terciar en esta puja por una de las dos mayores empresas lácteas del país.

Es que hasta ahora las promesas siguen en el papel, pero los petrodólares bolivarianos no llegaron a SanCor. A más de un mes de los rimbombantes anuncios hechos por el presidente Hugo Chávez, y tras varios e infructuosos viajes de altos ejecutivos de la láctea, Venezuela aún no ha desembolsado ni un dólar de los u$s 135 millones que Chávez aseguró que aportaría para el salvataje de SanCor. Se especula incluso con el hecho de que la brusca caída del petróleo, que acumula una baja de casi 20% en lo que va del año, también podría influir en un posible replanteo de la ayuda prometida por Venezuela.

  • Deuda

    La cooperativa debe unos u$s 190 millones, de los cuales u$s 167 millones eran con entidades financieras y por el pago de algunas cuotas del capital se redujo a u$s 156 millones. En setiembre la empresa entró en default en lo que hace a la amortización del capital renegociada con sus acreedores, al no abonar la cuota semestral correspondiente a esa fecha.

    Sin embargo, SanCor está tratando de cumplir con el pago de los intereses, que tienenvencimientos trimestrales.En marzo deberá pagar dos cuotas: la de capital y la de intereses, para lo cual obviamente no cuenta con fondos suficientes. De ahí la premura para que los bolivarianos conviertan en hechos sus numerosas palabras de aliento, apoyo y compromiso de fondos.

  • Interrogante

    Por eso vuelve a esgrimirse la carta de la «asociación con privados», que en su momento tuvo como ganador en la puja a Adecoagro por sobre la unión Ezkenazi/Eurnekian. Cabe preguntarse si el gobierno argentino permitirá que la empresa de Soros termine manejando (a través de una nueva sociedad anónima) los destinos de la cooperativa, o favorecerá lo que en despachos oficiales se considera «el mal menor», o sea que ese control sea ejercido por Ezkenazi, el dueño de los bancos Santa Cruz, San Luis, Santa Fe y Entre Ríos, además de -entre otros negocios- la constructora Petersen, Thiele y Cruz.

    En SanCor aseguran que «todavía es demasiado pronto para preocuparse; en este mes fueron las fiestas de fin de año, el cambio de autoridades en Venezuela, las vacaciones... Creemos que esta gestión va a llegar a buen puerto», dijo una alta fuente de la cooperativa.

    Las señales, a pesar de este semioptimismo, no son del todo positivas: sucede que SanCor había sellado el preacuerdo con Venezuela cuando el ministro de Finanzas era Nelson Merentes; pero cuando Chávez asumió su nuevo mandato lo reemplazó por el diputado ultrachavista Rodrigo Cabezas; con Merentes (que hoy ocupa un cargo de segundo orden en el Banco Central) se fue buena parte de los técnicos con los que negociaron los directivos de San-Cor, por lo que ahora podrían tener que volver a la mesa de negociaciones con el nuevo equipo económico.

    En tanto, los bancos acreedores -el Rabobank y la Corporación Financiera Internacional, entre otros- habrían aceptado con su silencio no reclamar el pago de la cuota caída en setiembre hasta tanto SanCor comience a recibir los fondos bolivarianos, o hasta que acuerde la entrada de un inversor privado. En sentido inverso, dicen en la cooperativa, los bancos oficiales se mostrarían algo más impacientes.

    La semana próxima el presidente de la cooperativa y su gerente general, Oscar Carreras e Ignacio Uzcudun respectivamente, emprenderán la semana próxima una nueva travesía hacia Caracas, con la esperanza de darle el puntillazo final a esta gestión que viene demasiado demorada, al menos para las urgencias financieras de SanCor y a pesar de lo que digan sus fuentes.
  • Dejá tu comentario