Sector maderero, en crisis: prevén caída del 8% en la actividad

Economía

La situación que afecta al sector, golpea fuerte en muebles y el segmento de aserraderos pequeños. Quejas por importaciones, tarifas, devaluación y falta de crédito.

Un informe de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) lanzó una dura advertencia por la crisis que atraviesa el sector, tras la apertura de las importaciones, los incrementos de tarifas, la devaluación que encarece los insumos dolarizados y la falta de crédito accesible.

El reporte elaborado por el Observatorio FAIMA reflejan que la industria de madera y muebles padece una "delicada" situación: caen las ventas en el mercado interno y hay un fuerte aumento de costos.

"Tras un 2017 que mostró una tibia recuperación que no alcanzó a compensar la caída de 2016, la producción del bloque de madera y muebles inició el 2018 con una suba de 3,3% en el primer trimestre según los últimos datos disponibles", destacó el análisis. Sin embargo, pasada más la mitad del año los números se tiñeron de rojo.

Según FAIMA, que encuesta a 28 cámaras madereras de todo el país, en 2018 se espera una caída del 8% en la actividad. Hoy, la producción se muestra "estancada", en niveles similares a los de 2016.

"La caída de ventas en el mercado local, que se espera superior al 10% para 2018, sumado a los aumentos de costos asociados a tarifas de servicios, tasas de interés y algunos insumos dolarizados condiciona la rentabilidad del sector, la cual las cámaras señalan casi nula. En este sentido, se deterioraron las expectativas de inversión", expresó el documento sectorial al que accedió ámbito.com.

Ante esta coyuntura, el director ejecutivo de FAIMA y responsable del Observatorio, Leandro Mora Alfonsín, aseguró que la visión de los empresarios es heterogénea. "Mientras que las principales urgencias se observan en el rubro muebles y en el segmento de aserraderos pequeños; los grandes jugadores del sector muestran continuidad en su recuperación en parte por oportunidades de exportación abiertas para la actividad primaria y primeros eslabones de la cadena de valor maderera en los últimos meses", señaló.

Pedro Reyna, presidente de la Federación, consideró que las principales preocupaciones hoy pasan por "el financiamiento de la demanda para sostenimiento del consumo, el financiamiento de empresas tanto en capital de trabajo como inversión, la carga impositiva y el incremento de las importaciones".

Según datos de la organización, en el primer semestre de 2018 se observó un fuerte incremento de las importaciones, aunque con una morigeración de la tendencia en los últimos dos meses del período debido a los efectos de corrección cambiaria.

"Las importaciones de muebles, asientos y colchones crecieron 20,3% en dólares y 15,3% en cantidades; mientras que en el rubro de madera aserrada y tableros el incremento fue de 24,9% en dólares y 29,3% en cantidades. Las posiciones de mayor crecimiento fueron cajones, envases y pallets (+165%), tableros de fibra de madera (+96%) y asientos con armazón de metal (+65%)", remarcaron.

Dejá tu comentario