26 de septiembre 2002 - 00:00

Serra continuó con la moda de castigar a la Argentina

El candidato oficialista a la presidencia del Brasil, José Serra, está preocupado. Ante su estancamiento en las encuestas de intención de voto, ha optado por alertar una y otra vez contra la elección de Lula que, dijo, podría llevar a su país a una crisis similar a la argentina.
El candidato oficialista a la presidencia del Brasil, José Serra, está preocupado. Ante su estancamiento en las encuestas de intención de voto, ha optado por alertar una y otra vez contra la elección de Lula que, dijo, podría llevar a su país a una crisis similar a la argentina.
San Pablo (ANSA, Reuters, AFP) - La Argentina se convirtió en un incómodo filón de propaganda en la campaña electoral brasileña y ayer el candidato oficialista, José Serra, le puso más leña al fuego al acusar a nuestro país de entorpecer el desarrollo del Mercosur.

«Hasta hoy, no tenemos una zona de libre comercio en el Mercosur; cada vez que hay una oportunidad de tener libre comercio, la Argentina salta para atrás», dijo Serra durante una entrevista con el diario «O Estado de Sao Paulo». El candidato oficialista dijo, además, que su país «debería salir por el mundo haciendo acuerdos bilaterales, pero no puede porque tiene que cargar con el Mercosur».

• Peligroso

En relación con la devaluación récord del real, que desde el martes cayó por debajo del valor del peso argentino, Serra afirmó que las economías de ambos países no pueden ser comparadas.

«Creo que es peligroso cristalizar ideas, opiniones como ésa, de que el peso está más valorizado que el real. Es un análisis errado de la evolución de los números. El valor del dólar es consecuencia de la economía mundial, de la evaluación equivocada de quien todavía piensa que la capital de Brasil es Buenos Aires», sostuvo. Serra agregó que la comparación no es correcta debido a que la devaluación del peso argentino partió desde una equivalencia de 1 a 1 con el dólar, mientras que la del real partió desde una de 2,30 por dólar.

Las declaraciones de Serra se produjeron un día después de un comentario en el que el favorito a ganar las elecciones, el izquierdista
Luiz Inácio Lula Da Silva, comparara a la Argentina con una «republiqueta».

• Tema obligado

Es que la crisis de la Argentina se convirtió en tema obligado de la campaña electoral brasileña, que parece haber adoptado el slogan «péguele a la Argentina y obtenga un voto», mientras la creciente incertidumbre por las próximas elecciones presidenciales estremeció nuevamente la moneda brasileña. Todos los diarios brasileños abrieron ayer sus ediciones señalando que la moneda local, el real, ya valía menos que el peso argentino. El diario «Folha de Sao Paulo» publicó, además, un cuadro comparativo con la situación entre los dos países, preguntándose si ya «Brasil es una Argentina».

El gobierno del presidente
Fernando Henrique Cardoso intenta evitar cualquier comparación con la situación de su golpeado vecino, pero las referencias a la Argentina son permanentes en Brasil, inmerso en el último tramo de una campaña electoral para la presidencia.

Según la última encuesta publicada ayer, elaborada por el instituto Vox Populi, Lula tiene 41% de las intenciones de voto, mientras que Serra cuenta con 19% de las preferencias.

El ex ministro de Hacienda centroizquierdista
Ciro Gomes y el ex gobernador de Rio de Janeiro Anthony Garotinho están empatados con 14% de las intenciones de voto, según el sondeo.

Para ganar en la primera vuelta y evitar ir a una segunda ronda -programada para el 27 de octubre-, con el candidato que obtenga el segundo lugar en la votación, Lula debe recibir un voto más que la suma de todos sus rivales, que según la encuesta acumulan en conjunto 48%. La posibilidad de que Lula gane en la primera vuelta ha inquietado a los mercados en Brasil, que en la última jornada volvieron a registrar violentas oscilaciones en la cotización del real (ver aparte).

La suspicacia de los mercados en relación con Lula llevó a uno de los asesores económicos del candidato del Partido de los Trabajadores (PT), el diputado
Aloizio Mercadante, a organizar una reunión con unos 30 banqueros, a los que prometió que el nombre seleccionado para dirigir el Banco Central en una eventual administración del PT agradaría al mercado.

Dejá tu comentario

Te puede interesar