Sin avances, la delegación argentina mantuvo un nuevo encuentro con Pollack

Economía

La delegación argentina en Nueva York y el mediador Daniel Pollack volvieron a mantener un encuentro por segundo día consecutivo sin avances en el litigio que enfrenta a la Argentina con los fondos buitre. A través de un comunicado, el "special master" indicó que los representantes del Ministerio de Economía regresarán al país "para recibir más instrucciones", mientras que la cartera que comanda Axel Kicillof informó que "el proceso de diálogo continuará en los próximos días".

Los acreedores "me reiteraron su disponibilidad y voluntad de reunirse en cualquier momento conmigo y, por su puesto, con los representantes de la República", detalló Pollack luego a través de un comunicado al que accedió ámbito.com. Sin embargo, aclaró que no hubo modificaciones sobre la intención del Gobierno de no verse con los buitres. Finalizó la breve comunicación al agregar que anticipa que habrá nuevos diálogos con las partes "antes de la fecha de default (30 de julio)".

En tanto, desde el Palacio de Hacienda confirmaron que "el proceso de diálogo entablado con el mediador continuará en los próximos días". "La República reafirmó su vocación de avanzar hacia una solución en condiciones justas, equitativas, legales y sustentables para el 100% de los bonistas", agregaron.

Los representantes argentinos llevaron adelante en la ciudad de Nueva York el cuarto encuentro con el mediador designado para las negociaciones con el caso con los fondos buitre. La comitiva, integrada por la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona; el subprocurador, Javier Pargament; el secretario de Finanzas, Pablo López; y el secretario Legal y Administrativo del Ministerio de Economía, Federico Thea arribó a las oficinas del mediador pasadas las 11 (de la Argentina) y permanecieron allí por 1.10 horas.

Los funcionarios se retiraron del edificio del 245 de Park Ave sin realizar declaraciones de prensa. Los representantes de la Argentina y de los fondos buitre, habían mantenido el jueves otra reunión (por separado) durante cerca de tres horas con Pollack, quien a última hora del día anunció un nuevo espacio de intercambio para este viernes.

La reunión del viernes con el "special master" (nombre asignado en inglés para mediador) fue la segunda en una semana luego de que el martes el juez, Thomas Griesa, convocara a las partes a negociar "de forma contínua" hasta que logren un acuerdo.

En tanto, el jueves el Ejecutivo dejó en claro que mantiene la postura de solicitar un stay y una garantía de que la cláusula RUFO no se dispare. Los comunicados tanto de Argentina, del mediador y del fondo buitre Elliot indicaron que, por el momento, se está lejos de llegar a un acuerdo. Según el Gobierno, "se explicaron las razones por las cuales resulta necesario proveer algún instrumento financiero que brinde seguridad a la República respecto de los riesgos asociados a la cláusula".

Asimismo, en el encuentro que el Gobierno mantuvo con el "special master" se le explicó que "si los litigantes no proveen dichas garantías a la República, un stay sigue siendo la mejor opción para permitir que se avance hacia una solución en condiciones justas, equitativas, legales y sustentables para el 100% de los bonistas". De esta manera, se insiste con su estrategia y salvo que los fondos buitres soliciten un stay al juez Thomas Griesa, resulta difícil pensar que se podrá evitar el default.

"Después de hablar con ambas partes, por separado, propuse un encuentro urgente, cara a cara (face to face) entre ambos", dijo en un breve comunicado el mediador Daniel Pollack. Los representantes legales de los holdouts aceptaron, no así los representantes de la Argentina, explicó luego.

Dejá tu comentario