Tras dato de IPC, el BCRA volvió a ajustar la tasa y la llevó al 49% (quinta suba en el año)

Economía

El Banco Central volvió a dar una señal ayer con la quinta suba de tasas del año, después de que se conociera el dato de inflación de abril. Si bien el aumento general de precios alcanzó el 6% mensual, la autoridad monetaria decidió ajustar los rendimientos de los instrumentos de política monetaria sintonizando hacia mediano plazo.

Por eso, ajustó 200 puntos básicos la tasa de las Leliq (las llevó de una TNA de 47% a 49%) y dejó los rendimientos efectivos en un 61,8%, en línea con las estimaciones de inflación de mediano plazo. En el caso de los plazos fijos, subió la TNA a 48% para las imposiciones a 30 días hasta $10 millones, lo que representa una Tasa Efectiva Anual (TEA) de 60,1%.

Para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado, la tasa mínima garantizada se establece en 46%, lo que representa una Tasa Efectiva Anual de 57,1%.

“Las tasas de interés activas se mantienen en niveles favorables, en especial para la inversión y la producción, y el sector MiPyME. La Línea de Inversión Productiva tiene una tasa nominal anual de 37% y la Línea de Capital de Trabajo de 47,5%”, remarcó el BCRA en un comunicado.

Adicionalmente, la entidad indicó que “seguirá regulando ciertas tasas claves para el consumo de las familias. Tal y como sugerían los indicadores de alta frecuencia que monitorea el BCRA, en abril se verificó una desaceleración del nivel general de precios respecto a la suba registrada en marzo”.

En ese sentido, la entidad que lidera Miguel Pesce dijo que “espera que la inflación de los próximos meses continúe descendiendo gradualmente. Las actuales condiciones financieras internacionales y el comportamiento reciente de los mercados de commodities sugieren que puede haberse alcanzado una cierta estabilidad en los precios de las materias primas”.

Según la lectura que hacen varios directores del BCRA, la señal que debe dar la entidad no debe estar ajustada a la evolución mensual de la inflación, sino a mediano plazo. Por eso, frente a un salto de los precios del 6% mensual no hay que esperar una corrección de las tasas en igual proporción. El objetivo siempre es garantizar un rendimiento positivo en términos reales, un compromiso asumido por el gobierno nacional con el Fondo Monetario Internacional. Sin embargo, en el mercado hay dudas respecto de la efectividad de la tasa en la lucha contra la inflación, y la ven más como un instrumento que puede usarse para desalentar en parte algunas presiones cambiarias.

La de ayer fue la quinta suba del año. Las anteriores modificaciones habían sido el 13 de abril (cuando retocó 250 puntos básicos al pasar la TNA de la Leliq de 44,5% a 47%), el 22 de marzo (subió 200 puntos básicos desde 42,5% a 44,5%), el 17 de febrero (cuando saltó 250 puntos básicos hasta el 42,5%) y el 6 de enero, cuando subió el primer escalón de 200 puntos básicos del año (al pasar del 38% al 40%).

Dejá tu comentario