Una "devaluación" poco convincente

Economía

Mientras Cavallo y, ayer, el propio Presidente han repetido decenas de veces «esto no es una devaluación»: todo el país está pensando en qué consiste el truco. Esta es hoy una realidad, al margen de la voluntad de los magos, y la otra se vio ayer en esa encuesta diaria privilegiada que es la actuación bursátil: una plaza paralizada literalmente, donde solamente $ 7 millones en órdenes fueron para acciones, aunque el resumen -falsamente-diga que fueron poco más de $ 8 millones, sumando los CEDEAR. Un mercado trabado hasta lo irritativo, con las bocas de salida cobrando un duro peaje y para finalizar con baja de 2,6% en el clásico Merval, que se extendió a 3% en el local neto.

Pobreza barata

En Brasil se plegaron a nuestra caída, somos una buena excusa para corregir ellos, los demás estuvieron en otro escenario. Un recinto muy pobre en órdenes, muy «barato» en precios, el desaliento visto en toda su crudeza. Si se busca la ortodoxia, de volumen en dirección a precios, se puede obtener alguna salidera. Pero es difícil de aguantar cuando se manejan estas cifras -apenas $ 7 millones-y sin poder sostener la estabilidad.

La pregunta que flota es: ¿si todo será igual, para qué cambiar? Si se busca tocar el régimen, para mejorar competitividad, la respuesta pare-ce obvia. El marketing de Cavallo, utilizando cosméticos, no ha tenido buen eco hasta ahora. Y promete no tenerlo en lo inmediato. Bonita semana nos espera...

Dejá tu comentario