Wall Street cerró en alza. Bolsas europeas cayeron por incertidumbre sobre Grecia

Economía

La Bolsa de Nueva York cerró en terreno positivo por tercera jornada consecutiva y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, acabó con un ascenso del 0,63 %.

Ese índice, que agrupa a 30 de las mayores empresas cotizadas en EE.UU., sumó esta primera jornada de la semana 76,02 puntos para cerrar en 12.080,38 unidades, el selectivo S&P 500 subió el 0,54 % (6,86 puntos) hasta 1.278,36 enteros, y el índice compuesto del mercado Nasdaq ganó el 0,5 % (13,18 unidades) para terminar en 2.629,66 puntos.

En una jornada huérfana de datos macroeconómicos de relevancia en EEUU, los inversores se decantaron por las compras a pesar de que los ministros de Finanzas de la zona euro aplazaron su decisión para desbloquear el quinto tramo del programa de rescate de Grecia, lo que volvió a teñir de rojo las principales bolsas europeas.

Sin embargo, en Wall Street todos los sectores terminaron el día en terreno positivo liderados por el de los bienes de capital (0,77 %) y los transportes (0,64 %), mientras que el energético y el financiero anotaron unos mínimos avances del 0,08 y el 0,09 %.

Ese modesto avance del sector financiero se produjo un día en el que bajaron Morgan Stanley (-1,93 %), Goldman Sachs (-1,52 %) y Wells Fargo (-1,39 %), así como JPMorgan Chase (-0,78 %) y Bank of America (-0,75 %), estas dos últimas liderando los números rojos del Dow Jones de Industriales.

De cualquier manera en ese índice tan solo bajaron cinco compañías y en el lado positivo destacaron el fabricante de maquinaria pesada Caterpillar (2,32 %), la química DuPont (1,65 %), el grupo industrial United Technologies (1,15 %), la tecnológica Cisco (1,14 %) y la farmacéutica Merck (1,13 %).

Subió también la mayor cadena minorista del mundo, Walmart (0,42 %), después de que el Tribunal Supremo de EE.UU. rechazase una demanda colectiva contra la cadena de tiendas, que se presentó en nombre de 1,6 millones de mujeres que habían alegado discriminación sexual en el trabajo.

Fuera de ese índice, la firma de servicios financieros estadounidense PNC perdió el 1,96 % un día en el que anunció que ha llegado a un acuerdo para hacerse con la división de banca minorista en EE.UU. del Royal Bank of Canada (RBC), una de las principales instituciones bancarias de Canadá, por 3.450 millones de dólares.

En el mercado Nasdaq volvió a destacar la caída de Research In Motion (-6,7 %) después de que el jueves anunciase que sus beneficios cayeron el 9,6 % en el primer trimestre de su ejercicio fiscal 2012 y de reducir sus expectativas para el segundo trimestre.

En Europa, las acciones cayeron por la creciente inquietud que genera la crisis de deuda en la zona euro, luego del retraso en la decisión de girarle una nueva ayuda a Grecia y ante una posible rebaja en la calificación crediticia de Italia.

Las acciones de bancos estuvieron bajo presión. El índice STOXX Europe 600 del sector bancario bajó 0,9%, luego de que los ministros de Finanzas de la zona euro dijeron que Grecia debe aprobar medidas de austeridad antes de poder recibir nuevos préstamos por 12.000 millones de euros. La bolsa de Madrid perdió 1%, la de Londres 0,4%, en Francfort 0,2% y París cayó 1,6%.

Sumando incertidumbre a la situación, el Fondo Monetario Internacional dijo que tendrá que estar seguro de que las reformas griegas están en marcha y serán financiadas por los países de la zona euro, antes de aportar su parte del siguiente tramo de ayuda para Grecia.

"Parece haber un paréntesis entre los ministros de Finanzas de la zona euro y Grecia y eso está causando incertidumbre sobre el próximo tramo de fondos y alentando la aversión al riesgo", dijo Joshua Raymond, estratega de mercado de City Index.

"Claramente los ministros de Finanzas están tratando de hacer que Grecia comience a tomar decisiones duras y cruciales, más allá de las protestas que se suceden en las calles de Atenas", agregó el analista.

Los inversores también se manejaron con cautela a la espera del voto de confianza al que será sometido el martes el primer ministro griego George Papandreou, que intenta hacer avanzar las reformas.

Las acciones de bancos italianos cayeron con fuerza luego de que la agencia Moody's amenazó con recortar la calificación de la deuda soberana de Italia por debilidades estructurales -como un rígido mercado laboral- que representan una amenaza para el crecimiento.

Dejá tu comentario