Wall Street y bolsas europeas caen fuerte por Grecia

Economía

Wall Street cerró con fuertes pérdidas, con un retroceso del 1,5% en el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, en una jornada que se vio impactada por razones internas y externas y que pudo terminar peor.

Al cierre de la sesión, el Dow Jones bajó 279,47 puntos, hasta los 17.826,30 enteros, pero durante la jornada llegó a perder 357 unidades, aunque la recuperación que tuvo en las últimas dos horas le permitió salvarse de una caída mayor.

El selectivo S&P 500 cedió un 1,1% o 23,81 puntos, hasta las 2.081,18 unidades, y el índice compuesto del mercado Nasdaq bajó un 1,5% o 75,98 puntos, hasta los 4.931,81 enteros.

Una leve recuperación, especialmente en la última media hora de la sesión, impidió que el Dow Jones terminara peor que como comenzó el año, ya que se quedó a 3 puntos del cierre del 31 de diciembre de 2014.

El S&P500 y el Nasdaq quedaron bastante por encima del cierre del año pasado, pero, aun así, sufrieron uno de los peores descensos en lo que va del año.

Por sectores, ninguno se salvó de las pérdidas. La peor fue la del sector tecnológico, que cayó un 1,4%, con un descenso del 1,2% en los títulos de Apple y del 1,3% en los de Microsoft.

De los treinta títulos incluidos en el Dow Jones de Industriales ninguno logró terminar en verde, ni siquiera General Electric, que estuvo en terreno positivo durante gran parte de la jornada, aunque al final tuvo que claudicar ante el sentir general del mercado.

La firma que peor resultado tuvo, dentro de ese grupo, fue American Express, que perdió un 4,4%, en la primera reacción del mercado tras dar a conocer sus propios resultados trimestrales al cierre de la sesión del jueves.

Detrás quedó la aseguradora Travelers, que cedió un 3%, y el grupo de productos de oficina 3M, que perdió un 2,5%.

La sesión se vio impactada por la incertidumbre que aún se arrastra por el caso griego, a pesar de que el Gobierno heleno anunció que confía en que pueda llegar a un acuerdo con sus socios europeos antes de que termine abril para definir un programa de reformas.

También causaron algo de nerviosismo, aunque marginalmente, las nuevas regulaciones anunciadas por China que afectan a los pequeños inversores en el mercado bursátil, a quienes las autoridades reguladoras les advirtieron que no pueden tomar préstamos o vender propiedades si usan el dinero para comprar acciones.

En el plano local, el mercado reaccionó negativamente tras conocerse que el índice de los precios al consumo en marzo regresó a terreno negativo en Estados Unidos, al descender a una tasa interanual del -0,1%.

Unido a todo ello, la baja del precio del crudo afectó a los títulos de las empresas petroleras, con un impacto especial en las firmas de mediana capitalización del sector energético, las más expuestas a una caída en los valores de esa materia prima.

Esta es la segunda ocasión consecutiva en la que los mercados bursátiles de Nueva York se comportaron a la baja, pero los descensos de este viernes fueron mucho más pronunciados que los de la víspera.

Por su parte, las bolsas europeas cerraron este viernes también con fuertes pérdidas, ante el temor de los inversores por la incertidumbre sobre las negociaciones de la deuda griega, una tendencia que se acentuó después de que el sistema de transacciones Bloomberg sufriera una falla.

"El movimiento generalizado de baja se debió a la situación en Grecia, pero fue exacerbado por el fallo de los terminales de Bloomberg y el anuncio de nuevas medidas de regulación en China", explicó Connor Campbell, analista de Spreadex.

En Fráncfort, cerró este viernes con una caída de 2,6% en 11.688,70 unidades, mientras que la bolsa de Madrid cayó 2,2% a un nivel de 11.359,4 unidades.

La bolsa de París cerró con una caída de 1,5%, a 5.143,26 puntos, en una jornada con un volumen de intercambio de 5.800 millones de euros. En Londres, el índice FTSE-100 bajó 65,82 unidades, cerrando con una caída de 0,9% en 6.994,63 puntos.

En la misma sintonía, la bolsa de Milán cerró con una caída de 2,4% en 23.044 puntos. "La atención estuvo centrada en Grecia", explicó el analista Andrea Tuéni de la firma Saxo Banque, quien estimó que la situación sigue siendo "un poco delicada" y no parece que haya ningún acuerdo a la vista.

Cuando falta una semana para la reunión prevista entre el Eurogrupo y el gobierno griego, siguen las discusiones para desbloquear un nuevo tramo de 7.200 millones de euros del rescate que recibe el país.

Tokio


La bolsa de Tokio cerró este viernes con una caída del 1,17% a causa de la fortaleza del yen y datos desalentadores provenientes de la economía estadounidense.

El índice Nikkei 225 cayó 232,89 puntos y cerró a 19,652.88 puntos.

Dejá tu comentario