A pesar de dólar alto, Cariló es tan caro como Punta del Este

Edición Impresa

EN URUGUAY VOLVIERON A INCORPORAR MEDIDAS PARA INCENTIVAR EL TURISMO - En la costa bonaerense los aumentos de los alquileres rondan entre el 25 y 30%. El fin de semana largo hubo movimiento pero pocas contrataciones.

A pesar de la fuerte alza del dólar, que en lo que va del año tuvo una suba por encima del 130%, alquilar una casa en Punta del Este la primera quincena de enero sale lo mismo, o hasta más barato, que hacerlo en Pinamar o Cariló.

La explicación es sencilla: desde Uruguay se está trabajando fuertemente para no perder a sus huéspedes favoritos; los argentinos. La ministra de Turismo, Liliam Kechichián aseguró que se está haciendo hincapié en "promociones del sector privado, se establecieron productos "taxfree" y se restableció la devolución total del IVA" para incentivar la llegada de argentinos. Mientras que los empresarios turísticos bonaerenses parecen querer aprovechar la crisis económica para recuperar los números perdidos en los últimos años y, anticipando una buena temporada, ya incrementaron un 30% los precios de los alquileres para la próxima temporada.

El verano 2019 se definió para muchos el pasado fin de semana largo. En Punta del Este, durante el receso se registró un movimiento de más de 46.000 personas, casi similar al mismo fin de semana del año pasado. En particular la llegada de argentinos superó las expectativas de las autoridades uruguayas, que esperaban un menor movimiento por la diferencia cambiaria y el incremento de los precios. Sin embargo, según los medios del otro lado del río, por el puente de Fray Bentos llegaron tanto o más argentinos que el mismo fin de semana de octubre del año pasado.



Por su parte, los principales agentes inmobiliarios de la costa bonaerense también apuntaron al último fin de semana largo. Aunque los números no fueron los esperados. Durante el fin de semana largo se movilizaron alrededor de un millón de personas pero el volumen de ventas de bienes y servicios asociado al turismo cayó 4,53% interanual, de acuerdo con un relevamiento difundido por CAME, por lo que no hubo tantas operaciones como se esperaban.

Si bien desde el colegio de Martilleros de Mar del Plata estipularon un incremento en los precios no superior al 25%, el alza en los precios para la próxima temporada ya superan el 30%.

"Nosotros sugerimos los aumentos, pero cada propietario pone en alquiler su vivienda al valor que quiere. Hoy se pueden conseguir buenos precios, pero si la demanda crece los valores también irán en aumento", explicó a este diario un referente inmobiliario de la costa bonaerense. Muchos esperan "hasta último momento" para poder conseguir alquileres baratos.

Así por ejemplo una casa en Cariló frente a la playa con cuatro dormitorios, tres baños y una capacidad para 10 personas, la primera quincena de enero tiene un precio de $218.800. Una propiedad similar pero en la playa La Barra en Punta del Este cuesta $196.500 (tomando como referencia el dólar de ayer). Es decir que cruzar el río es hoy más de un 10% más económico.

Es cierto que en otros balnearios como Pinamar, Valeria del Mar u Ostende se pueden conseguir valores más económicos y otro tipo de opciones como departamentos más pequeños. Así todo si se toma como referencia una casa grande para 8 huespedes en el centro de Pinamar sale lo mismo que alquilar un chalet en La Brava en Punta del Este.

Dejá tu comentario