Agüero firmó y ya es jugador del City

Edición Impresa

«Ya soy jugador del City. Estoy feliz de estar en este club y en esta ciudad», afirmó Sergio Agüero, al confirmar a través de la red social Twitter su pase al Manchester City.

«Gracias a todo por esta bienvenida», agregó Agüero, que pasó exitosamente la revisación médica de rigor y firmó su contrato con el City, que abonará los 45 millones de euros fijados por Atlético de Madrid en su cláusula de rescisión de contrato.

Agüero, que disputó la Copa América con Argentina, eliminada en cuartos de final por Uruguay, a la postre campeón del torneo, llegó al aeropuerto de Heathrow a primera hora acompañado por su apoderado, Hernán Reguera.

Luego se sometió a los controles médicos y finalmente firmó su contrato con el club en el que militan sus compatriotas Pablo Zabaleta y Carlos Tevez, aunque este último podría emigrar antes del cierre del mercado de pases.

Uno de los clubes interesados en Tevez era Corinthians, con el que fue campeón del fútbol brasileño en 2005 y que pretendía «repatriarlo», pero desistió de hacerlo ante la indefinición del City y pese a una oferta por 45 millones de euros.

Ese dinero fue el que el City terminó pagando al Atlético de Madrid por Agüero, que visitó las instalaciones del club inglés temprano por la tarde y repartió autógrafos entre los fanáticos que se acercaron para verlo.

El «Kun», que fue campeón mundial con la selección Sub-20 de Argentina y campeón olímpico en los Juegos de Pekín 2008, se formó en Independiente antes de pasar al Atlético de Madrid y convirtió 101 goles en 230 partidos con la casaca «colchonera».

La partida del yerno de Diego Maradona no fue del agrado de los fanáticos, ni de los dirigentes del club español, así como tampoco del flamante DT Gregorio Manzano, quien destacó: «Por desgracia no podremos contar con él». «Tenía esperanzas de que reflexionara sobre su idea de marcharse. Pudo haberlo hecho de otra manera, pero ya está. Ahora debemos concentrarnos en los próximos compromisos», completó Manzano.

Dejá tu comentario