AIG creó 73 millonarios con el pago de bonus

Edición Impresa

Nueva York - AIG, que recibió u$s 180.000 millones de los contribuyentes estadounidenses para salvar su negocio, creó 73 millonarios con bonus de u$s 1 millón o más en 2008, aseguró ayer el fiscal general de Nueva York, Andrew Cuomo. Además, reveló detalles de una investigación que lleva a cabo la fiscalía sobre los pagos de la aseguradora.
Cuomo dijo en una carta enviada ayer al congresista Barney Frank, presidente de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, que su oficina descubrió que el mayor bonus pagado en AIG el año pasado superó los u$s 6,4 millones y los 10 mayores recibieron un total de u$s 42 millones.
«Todos estos pagos fueron hechos a individuos en la subsidiaria cuyo desempeño llevó a profundas pérdidas y a AIG cerca de la quiebra»,
sostuvo Cuomo, quien entregó los detalles a Frank antes de una audiencia de la comisión que se realizará hoy en Washington.
«Por lo tanto, la semana pasada, AIG hizo más de 73 millonarios en una unidad que perdió tanto dinero que puso a la firma de rodillas y obligó a un rescate de los contribuyentes», escribió Cuomo.
El fiscal de Nueva York dijo el lunes, que iba a emitir citaciones a la compañía, cuyos planes de pagos a ejecutivos indignaron al presidente estadounidense Barack Obama. Además, investiga si los bonus fueron pagados en forma fraudulenta bajo las leyes de Nueva York, y pidió los nombres y los montos. Cuomo dijo que su oficina había obtenido los contratos bajos los cuales AIG realizó los pagos.
«Los contratos sorprendentemente contienen una provisión que requería que la mayoría de los bonus individuales fueran un 100% de sus bonus de 2007», afirmaba en la carta de ayer. «AIG eligió fijar los bonus de 2008 en los niveles de 2007, pese a las señales obvias de que el desempeño de 2008 sería desastroso», añadió.
Cuomo estuvo presionando desde octubre para que varias firmas, que recibieron dinero de los contribuyentes revelen detalles de los pagos de bonus.
Por su parte, la Casa Blanca y los demócratas aseguraron ayer que impedirán que los ejecutivos de AIG cobren los u$s 165 millones del pago extra con el dinero que recibieron del Gobierno, en un intento de apaciguar el malestar de los norteamericanos.
«El presidente Barack Obama está haciendo todo lo posible para recuperar el dinero», explicó el vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs, aunque reconoció que no existe un «mecanismo legal» para bloquear el pago de los bonus, debido a que figuran en los contratos de abril de 2008.
Gibbs agregó que Obama «no estará satisfecho hasta que haya un cambio en la forma de hacer negocios en Washington y en Wall Street», y exista una reforma que regule el funcionamiento de los mercados y se creen «mecanismos legales para solucionar problemas» como el de AIG.
En tanto, los senadores demócratas advirtieron que si los jerarcas de AIG no devuelven el dinero buscarán la forma de recuperarlo mediante un gravamen fiscal. Charles Summer, miembro de la cámara Alta, señaló ante el pleno del Senado que «si no nos devuelven lo que es nuestro, lo haremos por ustedes».
Agencias Reuters y ANSA

Dejá tu comentario