Alerta en petroleras por inédito fallo que absolvió a mapuches

Edición Impresa

Integrantes de Campo Maripe eran acusados por un hecho ocurrido en 2014 en Neuquén. Se trata de misma comunidad que tuvo conflictos con YPF y que llegó a paralizar operaciones en el yacimiento.

En un fallo que encendió las luces de alarma en petroleras y en el Gobierno de Neuquén, el juez de garantías de esa provincia Gustavo Ravizzoli absolvió a integrantes de la comunidad mapuche Campo Maripe, que estaban acusados de usurpar tierras en la localidad de Añelo, cabecera del yacimiento hidrocarburífero de Vaca Muerta.

El hecho por el que eran acusados de usurpación por despojo y turbación de la posesión ocurrió en noviembre de 2014. El litigio se inició como consecuencia de una denuncia que presentaron Pablo y Gilberto Vela, quienes acusaron a los Campo Maripe de ocupar ilegalmente las tierras de su propiedad, ubicadas sobre la Ruta Provincial 17, Kilómetro 154 de Añelo, mientras que la comunidad exigía el reconocimiento de sus derechos territoriales.

Si bien el representante legal de los denunciantes anticipó que apelará la decisión, el fallo genera preocupación en las empresas que operan en el área, ya que en el último tiempo ocurrieron varios episodios similares que incluso obligaron a paralizar la operación de las petroleras en Vaca Muerta. Inclusive, la comunidad Campo Maripe obligó en 2017 a frenar 14 perforaciones de YPF en esa zona de Neuquén, donde también tienen desarrollos empresas como Shell o Tecpetrol.

En el Gobierno de Omar Gutiérrez también se mantienen expectantes. Por el momento esperan “leer el fallo” para sacar conclusiones. En este caso puntual, el litigio no afectó a las petroleras y de hecho la mirada del juez se centró en menos de mil hectáreas sobre unas once mil que reclaman los mapuches. Para el Gobierno provincial del MPN no corresponde de todos modos la cesión de tierras a los mapuches en este conflicto, ya que estos grupos no estaban registrados en 2006, cuando se sancionó la ley de tierras indígenas. Esta disputa la mencionó el juez Ravizzoli, cuando manifestó que hay un proceso civil abierto en el cual se definirá la posesión de las tierras en cuestión. “Más allá de que la cuestión es litigiosa, sensible y especialmente compleja, no se puede concluir de modo alguno a quién pertenece el espacio que está en disputa hoy”, señaló el magistrado al fundamentar su fallo absolutorio.

Al final de la lectura de la sentencia, la abogada que representa a la comunicad, Micaela Gomiz, expresó a la prensa que “es absolutamente valorable que un fallo dé muchísimos argumentos jurídicos que toman el derecho indígena tanto constitucional como convencional, tanto a nivel nacional como internacional”. “El juez ha sostenido que no se pudo comprobar un dolo necesario para el delito de la usurpación, la comunidad actuó absolutamente convencida de que es dueña del territorio, que posee ese territorio de manera tradicional, de manera comunitaria como una posesión indígena”, explicó Gomiz.

Además, señaló que “el Poder Ejecutivo tiene que llevar adelante el relevamiento de la Ley 26.160, para dar certeza jurídica de cuál es la ocupación que tiene la comunidad Campo Maripe, porque la absolución de hoy no va a resolver el conflicto de fondo”.

Dejá tu comentario