Alivio fiscal: entró proyecto para monotributistas y autónomos

Edición Impresa

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, junto a otros legisladores del Frente de Todos presentó un proyecto de ley para mejorar las escalas del Monotributo, con el fin de evitar que los contribuyentes suban de categoría por efecto de la inflación, y para reducir la diferencia que hay entre los autónomos que pagan el Impuesto a las Ganancias y los empleados en relación de dependencia.

El segundo aspecto, particularmente, se hace eco parcialmente de un reclamo histórico de los asesores tributarios, quienes remarcan las caprichosas diferencias que hay entre en un grupo y otro en igualdad de ingresos.

En el caso del régimen simplificado el proyecto adelanta al 1 de julio próximo un ajuste de las escalas del 29,12% que corresponde al coeficiente de ajuste de las jubilaciones a marzo y a junio de este año.
Con ello suben los montos de facturación, pero se determina que no se incrementarán las cuotas. Quedarán iguales y con ello se evita que en el futuro la AFIP se vea obligada a cobrar de manera retroactiva.

El dato que manejan los legisladores que firman el proyecto, (además de Massa, Mónica Litza y Leandro Santoro) es que se beneficiará a 4,5 millones de contribuyentes.
A modo de ejemplo, en la primera categoría el tope anual de facturación en vigencia es de $469.471 y de aprobarse el proyecto, la escala subirá a $605.725.

En el caso de los autónomos, la iniciativa procura reducir la diferencia entre lo que paga este grupo, que es mucho más alto, respecto de los asalariados con similares ingresos anuales. El recurso usado es igual al que se empleó para hacer que los empleados en relación de dependencia paguen menos también por iniciativa de Massa, el año pasado.

Se elevan las deducciones especiales, aunque el mínimo no imponible sigue igual.
Ambos grupos tributan a partir de los $252.564 y tienen idénticas deducciones por cargas de familia, pero el autónomo tiene una deducción especial de $505.129 al año, mientras que el asalariado tiene una de $1,2 millones. Son $707.000 al año en favor de los empleados.

El proyecto plantea incrementar la deducción especial para los autónomos en dos veces la ganancia no imponible, pasando de $505.129,66 a $757.694,52. De esta manera la brecha de la deducción especial entre el empleado y el autónomo se achica de $707.181,58 a $454.616,72. Se estima que la mejora sería de unos $52.000 año año.
Este incremento de la deducción impacta principalmente en los 140 mil autónomos con ingresos de hasta $ 8 millones que concentran el 95% de los autónomos con impuesto determinado en el Impuesto a las Ganancias.

Dejá tu comentario