4 tendencias mundiales que están cambiando el ambiente laboral

Edición Impresa

Luego de entrevistar a directivos de empresas, hablar con expertos y observar la actividad en la plataforma de LinkedIn, la red social profesional identificó cuatro tendencias que demuestran una dinámica emergente en los lugares de trabajo de todo el mundo.

Hace algunos años atrás, los empleadores eran los que tenían el poder en el ámbito laboral, pero esta dinámica fue cambiando a medida que la tecnología empoderó a los empleados ofreciéndoles libre acceso a más y mejor información. De esta manera, los empleados esperan más transparencia, flexibilidad y evaluaciones objetivas de las empresas que quieren atraerlos y retenerlos. En respuesta a esto, las compañías están tomando medidas más justas en cuanto a la relación de empleados con empleadores, no sólo por cuestiones de imagen sino porque es buena para los negocios.

LinkedIn ha realizado un estudio en el que analiza e identifica cuatro tendencias: (el % demuestra la cantidad de profesionales que creen que estas tendencias son muy importantes para el futuro de la selección de personal y los recursos humanos). Ellas son: Aptitudes interpersonales 91%; Flexibilidad laboral 72%; Rechazo al acoso 71%; Transparencia salarial 53%.

En este reporte, se recopilan encuestas y entrevistas a más de 5.000 profesionales de selección de personal en 35 países, incluyendo Argentina, con características de comportamiento y consejos en cuanto a qué acciones llevar adelante para ayudar a las compañías a actuar teniendo en cuenta estas tendencias.

En cuanto a las aptitudes interpersonales, el 80% de los profesionales afirma que son cada vez más importantes para el éxito de la empresa. El aumento de la automatización y la inteligencia artificial nos muestra que las aptitudes técnicas por sí solas ya no son suficientes para tener éxito. Si bien muchas de esas competencias tienden a quedarse obsoletas rápidamente, las habilidades blandas siguen siendo relevantes. Entre las aptitudes interpersonales que las empresas necesitan pero que son difíciles de encontrar podemos enumerar las siguientes: creatividad, persuasión, colaboración, adaptabilidad y gestión del tiempo.

La flexibilidad laboral, la segunda de las tendencias identificadas, suele ser prioritaria para los candidatos a la hora de elegir un trabajo, y los empleadores promueven cada vez más sus políticas flexibles en los anuncios de trabajo. La flexibilidad puede mejorar la productividad y la retención, pero trae consigo nuevos retos, como dificultades en la colaboración y en la vinculación entre compañeros. Si bien la mayoría de los profesionales de selección de personal afirma que su empresa ofrece cierta flexibilidad laboral (trabajo remoto u horario flexible), no sucede así en todos los sectores. Algunos trabajos no se pueden realizar de forma remota ni fuera del horario habitual. Por eso, no es de sorprender que el sector con condiciones de trabajo más flexibles sea el tecnológico, mientras que el sector industrial y el sanitario son los que ofrecen menos flexibilidad.

La creciente corriente que puso en alza los derechos femeninos ha preparado el escenario para que muchas mujeres puedan salir a contar los diferentes casos de abuso que sufrieron en el trabajo. En los últimos dos años, el 75% de los empleados ha notado algún cambio dentro de su compañía relacionado a la cultura del respeto en el ámbito laboral. También se investigó (por países) el porcentaje de profesionales que declaran que un entorno antiacoso es muy importante para el futuro de la selección de personal y RR.HH. Casualmente, entre los primeros 10 aparecen países como México, Brasil y Argentina, donde los reclamos por los derechos de las mujeres están teniendo mucha atención por parte de la sociedad.

Finalmente, en cuanto a la transparencia de los sueldos, la mayoría de los encuestados concuerda en que tener una política clara construye confianza. Los sueldos siempre han sido un tema confidencial en el lugar de trabajo. Los empleadores temen que divulgar demasiada información puede causar disputas salariales, limitar su capacidad de negociación y animar a los competidores a llamar la atención de los candidatos.

Entre las razones por las cuales una compañía decide no compartir los rangos salariales de sus empleados, un 75% no lo hace porque puede generar disputas salariales, 37% porque no es una práctica común en la compañía, 34% porque limita las negociaciones, 31% porque la entrevista de trabajo se basaría en el salario y 16% por perjuicios legales.

Además de dejar las cosas claras a los candidatos desde el principio, la transparencia salarial evita la desinformación que podría afectar a la moral y la retención de los empleados. Pero sobre todo, la transparencia puede ayudar a garantizar un pago justo que no tenga en cuenta género, raza ni otros aspectos demográficos, y eso genera una mayor confianza de todos los empleados.

Dejá tu comentario