Anuncia Gobierno suba de jubilación mínima a $ 1.000

Edición Impresa

El Gobierno oficializaría hoy la presentación del segundo aumento del año que corresponde por ley para las jubilaciones mínimas, llevándolas de los $ 895 actuales, a algo más de 1.000. El anuncio se concretaría en un acto en Casa de Gobierno, para el que se prepara toda la pompa del caso, incluyendo invitaciones cursadas ayer a la mayoría de los políticos oficialistas o cercanos al Gobierno, y a varios referentes sociales. Las medidas que presentará Cristina de Kirchner incluirán también un alza en las asignaciones universales por hijo, los subsidios especiales para más de un millón de jubilados que se liquidan desde el PAMI y las pensiones no contributivas.

La estrategia es colocar nuevamente al Gobierno al frente de un tema que fue eje de su gestión en los últimos años (la política previsional), y restarle protagonismo al proyecto opositor de aumento de las jubilaciones mínimas al 82% móvil; una ley que de aprobarse tendría además veto seguro. En teoría, en 15 días el proyecto debería ser discutido en el Senado, donde no está aún claro que la oposición cuente con la mayoría necesaria. De ser así, se supone el camino en Diputados sería más fácil; aunque la iniciativa culmine con el pulgar para abajo en la Casa de Gobierno.

En un principio, la intención del Gobierno era esperar una definición legislativa antes de anunciar los aumentos en las jubilaciones. Sin embargo, la demora en el tratamiento en el Congreso y la obligación por ley de actualizar la mínima, forzaron la presentación de hoy en la Casa Rosada. Consultadas fuentes de la ANSES, declinaron hacer comentarios sobre las medidas.

La decisión, adelantada por este diario el 5 de julio pasado, fue estudiada fiscalmente en los últimos 15 días en el Ministerio de Economía, a partir de la buena evolución en la recaudación de los aportes previsionales provenientes de la AFIP. El organismo que maneja Ricardo Echegaray comunicó a los técnicos que trabajan con Amado Boudou, que los incrementos de más del 20% promedio del año por esta vía ya están consolidados, con lo cual el Gobierno puede presentar un alza en las jubilaciones mínimas de dos dígitos sin temor a tener consecuencias fiscales serias en el mediano plazo. Con este dato, Economía elevó el nivel del segundo aumento jubilatorio del año a más de $ 1.000, una barrera psicológica que el Gobierno quería cruzar.

En la cartera de Amado Boudou piensan además en las proyecciones de la variable en 2011, año electoral y especialmente importante en este terreno para el kirchnerismo. Se descarta que para dentro de un año, en setiembre de 2011, los niveles mínimos jubilatorios estarán por encima de los $ 1.400 o 1.500, casi al mismo nivel que actualmente tiene el salario mínimo vital y móvil.

El Gobierno está obligado, según la ley que impulsó en 2008 el propio Boudou en sus años de titular de la ANSES, a aumentar dos veces por ejercicio las jubilaciones mínimas: en marzo y setiembre. Este año se había presentado en enero un primer y algo escueto incremento, que llevó los pagos a los pasivos de 827 a 895 pesos mensuales. En total el beneficio lo percibirán unos 5,6 millones de jubilados que están alcanzados por la mínima, los que representan aproximadamente un 75% del total de trabajadores pasivos que revistan en la ANSES.

En teoría el porcentaje de suba debe tomarse aplicando una complicada fórmula técnica, y que mide la evolución de los salarios y los recursos tributarios por beneficio, sobre el alza de la recaudación previsional. En general, la mejora anual debe superar la inflación real y sumar algún punto porcentual extra de mejora en el poder adquisitivo de los jubilados. Este año, y dado que el alza de marzo representó un incremento de casi 9%, la idea del Gobierno es que hoy se anuncie una suba superior al 12% para que en 2010 los pasivos puedan percibir una mejora superior al 20%. Obviamente, muy lejos queda para la consideración oficial el índice inflacionario del INDEC intervenido por Guillermo Moreno, que para este año diseñará una suba en el IPC de no más del 7%.

Dejá tu comentario