15 de julio 2009 - 00:00

Apatía; bonos caen hasta el 3%

Guillermo Moreno
Guillermo Moreno
La apatía de los mercados es la respuesta a los últimos movimientos del Gobierno. Hay absoluto descreimiento y se refleja en el monto de negocios y en los precios de los bonos. La fuga de dólares, entretanto, continúa.

La baja de los títulos públicos, si bien no fue amplia, preocupa más que la del lunes porque se hizo con más operaciones. En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), se operaron $ 560 millones. El volumen duplica al del lunes, pero continúa siendo muy bajo comparado con lo que se operaba cada día de junio.

Los Discount en pesos quedaron sin cambios. Los cupones PBI no tuvieron interesados y en los bonos posdefault en moneda local y en dólares, predominaron las bajas.

El Bogar perdió un 1% y está un 4% abajo en lo que va de julio. Había tenido un comienzo de mes prometedor, hasta que se confirmó que Guillermo Moreno sigue en la Secretaría de Comercio. Lo mismo ocurrió con los Bocon, que tuvieron leves bajas del 0,20%.

Los más afectados fueron los bonos en dólares. El Boden 2013 perdió un 3% y el Boden 2015 no para de caer. Dejó un 0,20% en el camino y en tres días cayó casi un 4%. Sólo el Boden 2012 pudo exhibir alzas al avanzar un 0,60%. Este bono pierde un 5,50% en lo que va de julio.

No hay un buen horizonte para los títulos públicos. Las apuestas a que se modificaba el INDEC desaparecieron. Los que creyeron en los cambios están lamentando pérdidas. Se equivocaron. No sólo no hay intención de cambiar a Moreno o modificar el INDEC, sino que no se avizoran recortes al gasto público y la inflación está contenida por la pandemia.

La gripe A que tanto está afectando a la recaudación por la caída del consumo, al menos les da alegría en el mercado cambiario porque mantiene a los compradores alejados de las casas de cambio y de las cuevas donde operan los «arbolitos».

Los negocios en dólares fueron escasos. El Forex-MAE, la principal plaza mayorista, movió apenas u$s 129 millones, y el MEC, donde operan los corredores de cambio, u$s 110 millones. La demanda de dólares de los bancos al Banco Central mermó un 50% porque hay menos gente en las sucursales.

Con todos estos inconvenientes, el mercado marginal siguió en alza. Hay quienes desprecian el riesgo de contagio y compran dólares. Por eso, el dólar «blue» se negoció a $ 3,8450, un cuarto de centavo por encima del día anterior.

En el Forex-MAE, en cambio, la historia fue distinta. Se comenzó a operar a las 10.30, media hora después de la apertura. La primera operación se hizo a $ 3,8080. A partir de allí, el dólar comenzó a bajar. El Central ofreció bloques de u$s 20 millones, que luego bajó a u$s 10 millones para después retirarlos ante la ausencia de compradores. A las 12 el dólar tocó u$s 3,8060 y aparecieron exportadores vendiendo divisas. Al ver que el precio podía caer más, el Central decidió pararse en el «bid» (demanda) de las pantallas. No salieron a agredir posiciones de venta, sino que esperaron. Enseguida les «descargaron» dólares a entre $ 3,6060 y $ 3,6080. En total adquirieron u$s 15 millones y se retiraron de la plaza. Entonces el dólar comenzó a bajar de nuevo y cerró a $ 3,8050. En las casas de cambio continuó a $ 3,82 para la venta.

Dejá tu comentario