17 de septiembre 2009 - 02:19

APROBÓ DIPUTADOS LEY DE MEDIOS CON MÁS CAMBIOS; LA OPOSICIÓN SE RETIRÓ

A la 1.15 de hoy, el kirchnerismo aprobó en general en Diputados el polémico proyecto de ley de medios. Ahora pasará al Senado. Tuvo apoyos del socialismo y de la izquierda. El antikirchnerismo se fue del recinto.
A la 1.15 de hoy, el kirchnerismo aprobó en general en Diputados el polémico proyecto de ley de medios. Ahora pasará al Senado. Tuvo apoyos del socialismo y de la izquierda. El antikirchnerismo se fue del recinto.
• La Cámara de Diputados sancionó a la 1:15 de hoy el proyecto de nueva ley de medios. Logró sumar 146 votos en general (hubo 3 votos negativos y 3 abstenciones) y sobre la madrugada avanzó en el tratamiento en particular. En ese debate se introducen más cambios a la iniciativa para sumar apoyos de socialistas y fracciones de la izquierda. El kirchnerismo intentará la aprobación en el Senado el 14 de octubre. • El proyecto fue rechazado por el peronismo disidente, el PRO, la Coalición Cívica de Elisa Carrió y los diputados radicales. • Los bloques que se oponían a la iniciativa oficial restaron quórum a la hora de votar y amenazan con ir a la Justicia a plantear la nulidad del trámite por haberse acelerado los tiempos de tratamiento. • En lo político, cuestionaron que el proyecto debería haber sido tratado por los legisladores del Congreso que asumirán el 10 de diciembre, que representan con mayor legitimidad el estado de la opinión pública y denunciaron que el kirchnerismo violó el reglamento al emitir el dictamen. En ese futuro Congreso, el oficialismo resignará. • Tras bajar la cláusula que permitía a las empresas telefónicas operar TV, cable y otros artículos que generaban rechazos, el oficialismo amplió su mayoría a la hora de la aprobación gracias a aliados. • El oficialismo logró mantener en pie el eje político del proyecto, que es un intento de atacar la concentración de medios en grupos que en un año de-berán vender emisoras de radio y TV. Las cláusulas de la nueva norma sobre desmonopolización impiden que un mismo dueño opere TV abierta y cable en el mismo mercado. También que quien transmita señal sea a la vez proveedor de contenidos. Eso obligará a grandes grupos en muchas ciudades a deshacerse de unidades de negocios. • Este proceso, una vez que el proyecto sea aprobado en el Senado, implicará que en el último año de su mandato Cristina de Kirchner podrá licitar y otorgar licencias a nuevos propietarios. • Si no hay trabas judiciales, eso cambiará el mapa de la radiodifusión en la Argentina, que el Gobierno cree es una clave del proyecto político de continuidad del kirchnerismo. • También festeja el kirchnerismo que doblega lo que cree es un frente opositor de medios que fue aliado del campo en la crisis del año pasado y que promovió la derrota del oficialismo en los principales distritos del país en las elecciones del 28 de junio. • En este punto el Gobierno sostieneel prejuicio no probado de que los medios de comunicación manipulan a la población y direccionan la opinión pública. • El proyecto aprobado ratifica la política de medios que rige en el país desde 1956 de impedir la formación de cadenas nacionales de medios. La impuso el Gobierno de entonces para quebrar el unicato de medios que había regido durante la administración peronista. Eso apartó al país de la tendencia internacional de crear grandes networks de medios como en Europa, Estados Unidos y algunos países como Brasil. • El proyecto preserva la cadena de medios estatales ya existente e intenta reforzarla. Promueve también que organizaciones sin fines de lucro y cooperativas operen más medios. • Se aparta de la tendencia que abrió el peronismo en 1989 de consentir concentraciones de medios de facto. De hecho, el proyecto oficial se inspira en uno que intentó hacer aprobar el Gobierno de Fernando de la Rúa y contiene la mayoría de sus cláusulas.

Dejá tu comentario